Blog Papelitos

Proyecto Facsimilar ICAA- Biblioteca Hirsch: Libros Raros Latinoamericanos, Publicaciones y Miscelánea en el Edificio Nancy y Rich Kinder

Por Katie Bogan y Sarah Stanhope

Durante el verano de 2020, el personal de la Biblioteca Hirsch volcó esfuerzos y capacidad con objeto de exponer en vitrina material escrito de la colección permanente de arte latinoamericano en las galerías del nuevo edificio Kinder, aprovechando que éste posee enormes ventanales que propician la luz natural. Debe decirse que la exposición a la luz intensa puede dañar el material gráfico (en papel), asunto que preocupó tanto al personal bibliotecario así como al Departamento de Restauración del MFAH. A resultas de ello, nuestros colegas del Departamento de Arte Latinoamericano y el equipo del ICAA propusieron a los miembros de la biblioteca el empleo de facsimilares para los nuevos escaparates. Ambas, la asistente bibliotecaria Katie Bogan y quien administra los catálogos de la misma, Sarah Stanhope —contando con el apoyo del fotógrafo de la colección, Will Michels (Departamento de Servicios Fotográficos del Museo)— produjeron 26 facsímiles referentes a publicaciones de Joaquín Torres García y su Taller, así como de los movimientos de Arte Concreto (Madí y la Asociación Arte Arte Concreto — Invención) en la Argentina y el Uruguay. A partir de junio de 2021, estaremos produciendo nuevas copias facsimilares para el archivo y colección Adolpho Leirner de Arte Constructivo Brasileño.

Una vez que el ICAA identificó materiales a ser expuestos, se transfirieron al Departamento de Servicios Fotográficos, el cual nos suministró archivos digitales en alta resolución. A seguir, tales archivos digitales fueron procesados por Junior Fernandez (miembro asociado de Imágenes Digitales del ICAA) y, finalmente, tales imágenes de portadas, páginas y textos misceláneos se enviaron a una copiadora local para ser impresos en papel fotográfico de alta granulación.

Teniendo al lado los originales en la mesa de preservación de la biblioteca, los facsimilares cobraron vida. Las imágenes impresas se cortaron y colorearon a modo de fungir como las reales. Procurando imitar rasgaduras y desgaste se usó bloque de lija procurando rasguñar lo impreso e, incluso, adelgazar el papel. Tentando que los colores coincidan se hicieron procesos tanto de arañones como de manchas, con acuarela, marcadores de fieltro, crayones y hasta residuos de café. Concluido el proceso, los facsímiles lograron una apariencia de envejecimiento que, inicialmente, no parecía venir solo con la fotografía.

El 10 de noviembre del año pasado (2020) se instalaron los facsímiles en las galerías de Arte Latinoamericano del edificio Kinder. Con tales copias expuestas ya, hacemos votos porque los visitantes tomen en una consideración mayor los materiales raros de la biblioteca, así como nuestro ahínco en mantener la preservación de tan ricas colecciones.  

Cuestionario con Katie Bogan y Sarah Stanhope

¿Qué fue lo que más disfrutaron del proyecto?

Katie: Me fascinó, más que nada,la capacidad de creación a lo largo del emprendimiento. Se presentaron bastantes desafíos requiriendo que tanto Sarah como yo saliéramos de lo convencional para aplicar destrezas que no siempre llegamos a usar en la biblioteca. Ejemplifico: además de ser la Asistente Bibliotecaria, hago encuadernación. El facsímil que más me gustó fue Nueva Escuela de Arte del Uruguay (1946) de Joaquín Torres García, el cual requirió bastante conocimiento de encuadernación. Al inicio, cuando surgió el pedido de la copia, no estábamos seguras de si el libro iba a ser expuesto abierto o cerrado, por eso el reto era hacer que pareciera real tanto en la opción abierta como cerrada del formato. Siendo que la copia necesitaba ser reconstruida por completo para incluir en el interior ambas páginas, se montó un nuevo libro que imitara tamaño y color del original, cosiendo incluso las páginas interiores.

Sarah: Con el bagaje que tengo de Art Studio, me encantó el proceso manual de generar texturas y volumen a partir de materiales insospechables como residuos de café que le dan una pátina de envejecimiento a las páginas. Además, aprendí algo más sobre cómo los diversos departamentos a lo largo del museo se involucran para hacer exposiciones. Lo fascinante no fue solo aprendizaje de técnicas, artísticas y/o de encuadernación, aplicadas para la producción facsimilar, sino, más bien, cómo los Departamentos de Restauración y Fotografía sirvieron de auxilio y consulta para el proyecto.

¿Cuáles fueron las técnicas más creativas empleadas para hacer que los facsímiles fueran convincentes?

K: La gran mayoría de las grapas de los libros originales estaban tan oxidadas y corroídas que era imposible recrearlas con grapas normales de la actualidad, simplemente porque nuestras grapas serían nuevecitas y demasiado brillantes. De hecho, no parecían lo correcto al lado de todo el trabajo de envejecimiento que se había hecho. En cambio, hicimos el experimento de coser unos pocos folletos juntos con un hilo negro encerado y parecían idénticas a la cosa real. Me siento orgullosa del modo como resultaron esas “nuevas grapas”. Pienso que fue divertido el experimento, así, para poder observar lo que pasa a ser creíble y lo que no.

S: Una de las piezas que favorecí para trabajar fue un número de la revista Círculo y Cuadrado. Tenía áreas de papel raído cerca del lomo donde el encuadernado se había desgastado por el paso del tiempo. Lo recreé cortando varias impresiones de color de esa área, haciendo camadas y luego pegándolas para generar la apariencia de restos de papel. Llegué a usar como utensilio una aguja para hacer hoyos cerca del doblez donde las páginas se mantenían juntas. Tanto el imitar texturas como el recrear esos pequeños detalles permitieron, en verdad, que las copias de alta resolución perdieran “la chatura” y cobraran una dimensión mucho más realista. Nos valimos de la acuarela, además, y de lápices de colores para ocultar filos de blanco tieso salidos del papel recién cortado.

¿Hubo ideas cuya perspicacia aportara algo al trabajo en el proyecto? ¿Qué es lo que recomiendan para que se preste atención al observar lo que ha sido expuesto en las galerías latinoamericanas?

K: ¡Me percaté de que realmente me gusta hacer facsímiles! Provoca una sensación de asombro el saber que Sarah y yo produjimos la mayoría de “los libros” expuestos en las vitrinas latinoamericanas. Creo que —en la medida en que los visitantes sepan que tales obras son facsimilares— será digna de valorarse la exhibición aunque con una mente que aprecie la idea de preservación. Los libros que se exponen no solo son documentos históricos sino, inclusive, modelos metódicos que vienen en auxilio de la preservación de materiales raros. A mi juicio, es mucho más significativo y profundo, como experiencia, el saber que tales obras poseen una importancia que impide siquiera el llegar a verlas. No obstante, si el público desea ver originales, ¡no dejen de venir a la Biblioteca Hirsch!

S: Al encontrarte en las galerías latinoamericanas, los despliegues digitales montados en las vitrinas son de gran ayuda, ya que conectan de manera conceptual los objetos variados de la galería con el material impreso que se expone. Dicho componente digital es algo que involucra bastante al permitir que el visitante desenrolle imágenes de biblioteca con los artículos en vitrina y saque descripciones detalladas. En especial, me gustó el mecanismo que permite relacionar las obras para vincular el material impreso del escaparate con las obras expuestas en galería. Dicho componente interactivo torna más accessible la muestra permitiendo que el visitante establezca sus propias conexiones al sumergirse en profundidad en la historia e influencias que están por detrás de la obra.

No hay comentarios todavía

Conectarse o regístrate para comentar

Publicaciones recientes

Novedad en el archivo: Los hitos de Mercedes Pardo

“El color es un instrumento de un registro vastísimo, infinito, inagotado y éso ha sido lo que he expresado, lo que yo he querido decir en el arte.” – Mercedes Pardo, 1979 La artista venezolana Mercedes Pardo (1921–2005) fue, además, docente y pionera de la pintura abstracta en su país natal. Según describe la escritora […]

Más

Cuando el archivo se convierte electrónico parte I: Historia de la primera fase del Proyecto de Documentos

Luz Muñoz, Jefa de Catalogación del ICAA, participó en los primeros esfuerzos de sistematización documental del arte contemporáneo chileno. Dada la realidad que los fondos documentales locales eran pequeños y fragmentados, ella reconoció que una copia digital “permite preservar, resguardar el patrimonio.” En este blog dividido en dos partes, Muñoz reflexiona sobre la historia temprana […]

Más

Cuando el archivo se convierte electrónico parte II: Metodologías y procesos de trabajo del Proyecto

Luz Muñoz, Jefa de Catalogación del ICAA, participó en los primeros esfuerzos de sistematización documental del arte contemporáneo chileno. Dada la realidad que los fondos documentales locales eran pequeños y fragmentados, ella reconoció que una copia digital “permite preservar, resguardar el patrimonio.” En este blog dividido en dos partes, Muñoz reflexiona sobre la historia temprana […]

Más

Novedad en el Archivo: Conjunto Final de Documentos Críticos de Arte Chileno

Desde que el ICAA fue fundado en 2001, tanto instituciones chilenas como sus investigadores han ejercido un papel de importancia en la formación de Documentos de Arte Latinoamericano y Latino. En la actualidad, se han cubierto los tres años del Proyecto para así completar la fase basada en los documentos de los equipos iniciales, expandiéndose […]

Más