Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
Resumen

“A True Barrio” [Un Verdadero Barrio] de Edy (Eddie Ytuarte) es en parte un ensayo y en parte una entrevista. Edy comienza el ensayo con breve reseña del trabajo de Harry Gamboa, Gronk, y de Willie Herrón exhibido en la Mechicano Art Gallery del Este de Los Ángeles en 1972. El autor prosigue con una entrevista a Gamboa, Gronk, Herrón y Patssi Valdez —los cuatro miembros de lo que se conocería como el colectivo de artistas ASCO— donde comentan las razones por las cuales consideran que su obra es chicana. De acuerdo a ellos, su trabajo es chicano porque lo producen chicanos, porque representa el sufrimiento de los chicanos y porque muestra un determinado fatalismo asociado a la filosofía mexicana. Finalmente, los cuatro consideran que su obra es chicana porque no se apoyan en influencias artísticas externas (es decir, no chicanas), sino que se influyen entre ellos.

Comentarios críticos

Este ensayo/entrevista, realizado en 1972, fue publicado antes de que los artistas Gamboa, Gronk, Herrón y Valdez pasaran a conocerse como ASCO, grupo de artes plásticas y de performance activo en Los Ángeles entre los años setenta y ochenta. ASCO empleaba el arte conceptual para dirigir la atención a las condiciones de vida socioeconómicas del Este de Los Ángeles así como de las representaciones racistas y negativas de los chicanos en los medios de comunicación. Mientras que Herrón y Valdez responden a las preguntas de Edy, las respuestas de Gronk y Gamboa son más bien pícaras e irreverentes, treta que emplearon posteriormente y de forma reiterada en las entrevistas. El artículo incluye buenos ejemplos de la obra gráfica realizada a título individual y en conjunto como grupo. Como parte de la documentación de su muestra en la Mechicano Art Gallery en 1972, el artículo describe la tensión entre dos de los grupos y sus opuestas ideologías: el arte de los miembros de ASCO era visto por algunos artistas chicanos —y entre ellos los de Mechicano— como no verdaderamente “chicano”, y ASCO, por su parte, veía a los artistas de Mechicano como parte de la “vieja escuela”; en otras palabras, demasiado nacionalistas y limitados artísticamente. Cabe destacar que este artículo apareció en un periódico comunitario de San Bernardino, pequeña ciudad rural al este de Los Ángeles. Este hecho pone a flor de piel la importancia de la prensa comunitaria en la difusión de información relativa al arte chicano; en especial durante la primera década del Movimiento Chicano (1965-75), cuando estuvo estrechamente vinculado con el fomento de la agenda sociopolítica del Movimiento Chicano.

Investigador
Tere Romo
Equipo
Chicano Studies Research Center, UCLA, Los Angeles, EEUU
Crédito
Courtesy of El Chicano Newspaper, San Bernardino, CA