Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
Resumen

Los artistas integrantes del grupo surrealista El Mirador Azul se reunían en la residencia de Adna Rodríguez, en Río Piedras, Puerto Rico, donde escribían frases y oraciones de los temas que se les ocurrían. Por ejemplo, en una reunión llevada a cabo el domingo 29 de abril de 1956 —a la cual asistieron los artistas Francés del Valle, Víctor Sánchez, José Luis Lima y Haydée, Roberto Alberty, Selma de Jesús, Ernesto Ruiz de la Mata y Adna Rodríguez—, entre las frases que sugirieron se pueden citar las siguientes: “los ángeles no saben correr bicicleta” y “una luz hipnótica penetró en sus entrañas”.

Comentarios críticos

Eugenio Fernández Granell (1912–2001) salió de su tierra natal, La Coruña, en 1939, al terminar la Guerra Civil española. Vivió en la República Dominicana, donde un acontecimiento lo marcó para siempre en 1941: conoció a André Breton, propulsor del movimiento surrealista en Europa. Granell llegó a Puerto Rico en 1950 y rápidamente se integró a la UPR como profesor del departamento de Bellas Artes de la Facultad de Humanidades. En 1956 y con algunos de sus discípulos, Granell fundó el grupo El Mirador Azul con el propósito de promover el surrealismo, tendencia que para ellos representaba, en ese momento, el único medio de ruptura total tanto con los valores establecidos como con la vanguardia. Bajo la corriente surrealista, el grupo inventaba juegos y encuentros. Se reunían en diferentes lugares y se hacían preguntas sin ordenamiento alguno y contestaban lo que se les ocurriera en el momento, como si fuera el inconsciente el que contestaba, trazando así un paralelo con “le jeu du cadavre esquís…”.

Investigador
Flavia Marichal Lugo
Equipo
Museo de Historia, Antropología y Arte, Universidad de Puerto Rico, San Juan, Puerto Rico
Crédito
Courtesy of Frances del Valle, Rio Piedras, PR
Localización
Colección de las Artes, Biblioteca General, UPR- Río Piedras