Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
Resumen

En el cartel “Protesta: De los Artistas Revolucionarios de México” se expone la obviedad del conflicto surgido tanto entre los alumnos de la Escuela Nacional de Bellas Artes (ENBA) como los profesores y trabajadores de las Escuelas Libres de Pintura. Los “artistas revolucionarios”, como se denominan, afirman que, durante cada cambio de gobierno, los oportunistas ajenos a la revolución intentan asaltar los puestos públicos, con ello ocasionando conflictos entre las instituciones artísticas. Definen al “artista revolucionario” como aquel que toma parte activa en la lucha reivindicatoria del pueblo haciendo obras útiles a este movimiento y al género artístico revolucionario. En otras palabras, aquel que estéticamente contribuye a liberar el gusto público de la educación colonial y que habla directamente a las masas animándolas a la lucha; ya sea con su estética o bien sirviendo a su organización con la representación dialéctica del nuevo orden social al que aspira el pueblo. Protestan, por lo tanto, contra el movimiento seudo-democrático escolar provocado por el escultor Fernández Urbina. Sostienen, además, que la verdadera ENBA se encuentra tanto en las Libres de Pintura como en la de Talla Directa y la de Arquitectura; motivo por el cual sugieren la creación de la Escuela Central de Artes y Ciencias de las Artes que, de ser posible, incluyera a las escuelas técnicas existentes. 

Comentarios críticos

Además de los integrantes del grupo ¡30-30!, firmaron este cartel: Diego Rivera, Alfredo Ramos Martínez, Guillermo Ruiz, Manuel Maples Arce, Rosario Cabrera, Germán List Arzubide, David Alfaro Siqueiros, Carolina Smith, Rosendo Soto, Leopoldo Méndez, entre muchos otros. Su planteamiento de crear La Escuela Central de Artes y Ciencias de las Artes —propuesta en vigor desde el segundo manifiesto treinta-treintista— lo lleva a cabo el propio Rivera cuando, en 1929, conseguida ya la autonomía universitaria y la renuncia del rector Antonio Castro Leal, Rivera es nombrado director de la ENBA. Como medida inicial, el pintor le cambia el nombre por Escuela Central de Artes Plásticas y realiza un completo reajuste del plan de estudios en el cual estos preceptos estaban incluidos. 

Investigador
Leticia Torres : CURARE A. C.
Equipo
CURARE, Espacio crítico para las artes, Mexico City, Mexico
Crédito
D.R. © 2011 Banco de México, “Fiduciario” en el Fideicomiso relativo a los Museos Diego Rivera y Frida Kahlo. Av. Cinco de Mayo No. 2, Col. Centro, Del. Cuauhtémoc 06059, México, D.F.
Localización
Fondo Reservado de la Biblioteca Justino Fernández del Instituto de Investigaciones Estéticas, Universidad  Nacional Autónoma de México