Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
Resumen

Aldo Paparella escribe a Libero Badii que, desde el silencio absoluto, puede uno comunicarse en profundidad. Paparella se interroga sobre la función del artista que no sólo debe hacer obra, sino también dar respuestas sobre su hacer. Escribe sobre su soledad, sobre el proceso creativo y su relación con las cosas simples. Comenta el retrato del Papa, pintado por Rafael. Menciona el costo de la vida en Italia y cómo está formada la familia que lo hospeda. A su juicio, ni la economía ni la política van bien; añadiendo que la sociedad occidental se dirige hacia un falso liberalismo, producto de la situación moral de una sociedad tan agotada como muerta. Además de Enio Iommi y Alberto Heredia, entre otros, envía saludos a Federico Peralta Ramos, a quien menciona como un sabio que se opone al actual movimiento inútil de la humanidad. 

Comentarios críticos

Libero Badii (Arezzo, Italia, 1916 - Buenos Aires, Argentina, 2001) desarrolló, principalmente, una escultura de significado simbólico. En la década de cincuenta, su obra recibe el impacto formal del arte precolombino luego de viajar por América Latina. Elaboró el concepto de "lo siniestro", tanto como una forma de conocimiento como también de sentir. Denomina Almataller a su taller de artista. 

Aldo Paparella (Minturno, Italia, 1920 - Buenos Aires, Argentina, 1977), combatiente de la campaña de África en la Segunda Guerra Mundial, fue prisionero en Francia. Paparella llegó a la Argentina en 1950, convirtiéndose en renovador de la escultura no figurativa e informalista. A fines de los años cincuenta, con la serie Sugerencias, ensambla materiales de desecho. La utilización agresiva de la chapa convierte la materia en algo informal, y Paparella comienza a pensar desde el objeto, más que desde una concepción tradicional del lenguaje escultórico. Esto lo desarrolla en la serie Muebles inútiles. A comienzos de los años setenta realiza, con materiales pobres, los Monumentos inútiles, su obra más significativa.

La correspondencia de Paparella a Badii, durante la estadía del primero en su pueblo natal, en los años setenta, es un conjunto importante de documentos, escritos en una etapa significativa de la obra del primero, el cual permite interrogar sobre la relación entre los nuevos lenguajes escultóricos, la tradición europea y la concepción de lo latinoamericano; además de señalar las redes sociales en las que los artistas se insertan. Estas reflexiones de Paparella marcan el replanteamiento de su obra ya plenamente desarrollada (particularmente con los Monumentos inútiles, realizados desde 1971, usando cartón, paños y yeso), al pensarla desde su lugar de origen y la cultura mediterránea. En esta carta, Paparella retoma sus preocupaciones centrales: la libertad del artista y el imperativo del mercado. Es de interés destacar la determinación de estos aspectos para el concepto de "inutilidad" aplicado a sus objetos, lo cual ya no puede separarse de la contraposición de la verdadera obra de arte a la mercancía. Los juicios públicos del artista establecen una unidad con sus comentarios privados. 

Investigador
Roberto Amigo
Equipo
Fundación Espigas, Buenos Aires, Argentina
Crédito
Courtesy of the personal archives of Paparella Family, Buenos Aires, Argentina
Localización
Fundación Espigas, Buenos Aires, Agentina.