Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
Resumen

El escritor y crítico Pedro Henríquez Ureña habla sobre Diego Rivera como un gran estudioso. Después de hacer un paralelismo entre Rivera con los venecianos y españoles, florentinos y franceses, presenta a un artista preocupado por las estructuras de los objetos que representa. Menciona la influencia de Paul Cézanne en el mexicano, cuando éste logra extraer las formas esenciales del exterior para llevarlas a su pintura. Henríquez Ureña cuestiona si la obra de Rivera puede aún considerarse dentro de los parámetros cubistas, a lo que él mismo responde en negativa. Considera que su obra puede llamarse “clásica” ya que las huellas del cubismo se encuentran ya en todas partes. Paradójicamente, el crítico dominicano coloca al pintor dentro de la estética contemporánea, que, a su juicio, trae reminiscencias a Auguste Renoir o Francisco Goya. Debido al distanciamiento geográfico, Henríquez Ureña termina el artículo enfatizando que Rivera logra plasmar en su obra una visión de América que será una promesa para el arte mexicano.

Comentarios críticos

Pedro Henríquez Ureña habla de la obra de Diego Rivera en comparación con los grandes artistas del pasado renacentista y barroco. La trascendencia de este artículo se debe a que la obra de Diego Rivera (1886-1957) aún no plasmaba las características de un nacionalismo que naciera a partir del proyecto de un arte público. Enfoque que, poco tiempo después, se impulsó firmemente a partir de la reforma educativa y cultural llevada a cabo por el filósofo y educador José Vasconcelos (1882-1959). En ese momento, la obra de Rivera tenía influencia europea de las vanguardias y estaba totalmente ajeno y alejado de las posteriores concepciones ideológicas y revolucionarias representadas en su obra mural.

Nacido en una familia de intelectuales, Pedro Henríquez Ureña (Santo Domingo, 1884-Buenos Aires, 1946), fue uno de los críticos y filósofos más importantes en América Latina en el Siglo XX. Luego de completados estudios secundarios en su natal República Dominicana, Henríquez Ureña marchó a los Estados Unidos, comenzando así una larga ausencia de su tierra natal. En España tomó parte activa en la redacción de la revista Filología Española; en México (1906-1913) fue Director General de Enseñanza Pública y Catedrático de la Universidad Nacional; en los Estados Unidos (1915-1916) fue profesor universitario; en Argentina, profesor de las universidades de Buenos Aires y La Plata (desde1924). Posteriormente, en los años cuarenta, se vinculó a la revista Sur, dirigida por Victoria Ocampo. En su país de origen, desempeñó el cargo de Superintendente General de Enseñanza.

La imagen que aparece en el artículo, Retrato del pintor Renato Paresce (1919), no se encuentra en el catálogo general de la obra de Diego Rivera.

Investigador
Eloísa Hernández
Equipo
CURARE, Espacio crítico para las artes, Mexico City, Mexico
Crédito
Courtesy of Pedro González Casanova Henríquez, Mexico City, México
Localización
Instituto de Investigaciones Bibliográficas : Biblioteca Nacional/Hemeroteca Nacional