Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
    Categorías Editoriales [?]
    Resumen

    En este número de Revista de avance, el periodista y crítico de arte de origen catalán Martí Casanovas ofrece unos breves comentarios sobre la duodécima exposición del Salón de Bellas Artes, la cual estima un tanto mediocre. Casanovas —sin mostrarse en radical oposición a las obras que allí se muestran— sugiere que para el Salón es este quizás “un momento de transición o de receso, entre lo que se va, irremisiblemente, y el futuro”. Dichas observaciones sirven como preámbulo para introducir  “1927: Exposición de Arte Nuevo”, la que el autor sugiere es una exposición mucho más reveladora, con un carácter innovador. En la nota aparecen los nombres de algunos de los participantes, entre los que se encuentran Alice Neel, Carlos Enríquez, Jaime Valls, Marcelo Pogolotti, Ramón Loy, Víctor Manuel García, Antonio Gattorno, Juan José Sicre y Rafael Blanco. 

     

    La segunda parte de esta sección es una crítica sobre la presentación del London String Quartet en La Habana. El escritor cubano Francisco Ichaso emite una valoración positiva del cuarteto de cuerdas londinense, del cual celebra tanto la técnica como la selección de repertorio. Es precisamente en la síntesis entre lo pasado y lo nuevo donde el autor sitúa el carácter innovador del grupo. El cuarteto, siendo un tipo de conjunto a menudo menospreciado, se muestra heredero de una tradición clásica y portador de una expresión musical moderna.

    Comentarios críticos

    La ya anunciada exposición “Arte Nuevo” comenzaba a concretarse a través de la selección de artistas que figuran en esta nota. Martí Casanovas, junto a los demás miembros y editores de Revista de avance, vaticinaba que el evento marcaría un momento decisivo en las artes plásticas en Cuba ya que aquella no constituía solamente una muestra de las nuevas estéticas y tendencias en la plástica, sino el pensamiento crítico de todo un movimiento intelectual que respondía a la atmósfera política de la época y al espíritu de los “nuevos tiempos”. Cabe resaltar que, a propósito de la exposición, avance publica una serie de debates centrados en definir los valores artísticos y las cualidades únicas de este “arte nuevo”. En los ensayos donde Casanovas aborda la exposición específicamente, el historiador de arte esboza una definición de lo “nuevo” como lo militante, es decir, un arte comprometido con los problemas éticos y sociales de su tiempo. La exposición iría acompañada de conferencias y charlas donde se discutirían los elementos que reflejaban en aquel arte una nueva conciencia de lo social y lo político en relación con lo estético.   

     

    Ya para 1927 el London String Quartet gozaba de fama internacional. Ese mismo año el cuarteto se presenta en varias ciudades de América Latina, entre ellas Buenos Aires y La Habana. Ichaso comparte las opiniones que se publicaron acerca del cuarteto de cuerdas londinense con motivo de su presentación en Nueva York a principio de década. En el contexto de avance, la valoración de Ichaso significaba una oportunidad más para resaltar la importancia de innovar dentro de las prácticas artísticas en Cuba. Aun así, resultaba un tanto contradictorio el definir un “arte nuevo” como heredero de la tradición europea y con un carácter propio, ya que las formas de lo nuevo eran inimaginables sin tomar en consideración los esfuerzos similares en los que artistas e intelectuales europeos estaban enfrascados, y con los cuales los intelectuales cubanos encontraban puntos de alianza y ruptura. 

     

    [Sobre Arte Nuevo, véanse en el archivo digital ICAA los siguientes textos: de Martí Casanovas “Arte Nuevo” (doc. no. 832040); (sin autor) “‘1927’ Exposición de Arte Nuevo” (doc. no. 1299824); y de Alejo Carpentier et al. “Al levar el ancla” (doc. no. 1298675)].