Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
    Resumen

    La curadora, profesora y crítico de arte venezolana Mónica Amor analiza la instalación A casa é o Corpo (1968) de la artista brasileña neoconcretista Lygia Clark. Amor explica que esta obra resume las mayores inquietudes de Clark durante los años sesenta, en las que convergieron sus  intereses por lo orgánico y la arquitectura. Explica que esta obra está claramente inscrita en su afán por disolver el objeto, que la llevó a intentar redescubrir el cuerpo y enfatizar su precariedad y difusión dentro de lo colectivo.

    Comentarios críticos

    La curadora, profesora y crítico de arte venezolana Mónica Amor analiza la instalación A casa é o Corpo (1968) de la artista brasileña neoconcretista Lygia Clark (n. Belo Horizonte, 1920; m. Río de Janeiro, 1988). A casa era una instalación en la que los participantes se sumergían dentro de unos compartimientos que evocaban las diferentes fases de la concepción intrauterina, el crecimiento y el nacimiento; en esta, los participantes experimentaban una metáfora de “re-nacimiento” que resultaba laberíntica, fantasmagórica y elusiva. Amor explica que A casa resume las mayores inquietudes de Clark durante los años sesenta, en las que convergieron sus  intereses por lo orgánico y la arquitectura; y que esta instalación está claramente inscrita en su afán por disolver el objeto. Esta exploración, inspirada en un principio por el interés neoconcretista por la fenomenología y más adelante por su deseo de liberar la rutina de la mecanización, repetición y automatismo, la llevaría a concentrarse en el cuerpo humano. Amor también enfatiza que Clark consideraba su trabajo post-objetual como político y social. Explica que con sus “proposiciones”, la artista buscaba redescubrir el cuerpo, enfatizando su precariedad y difusión dentro de lo colectivo. Explica que para Clark, el mundo era un bicho que se prestaba a los seres humanos para que estos construyeran pequeñas arquitecturas entre sus miembros, sobre su tórax y dentro de su cuerpo. El ser humano debía penetrar el vientre de este mundo/animal para formar parte del todo. La unión entre el ser y el mundo persistió en el pensamiento de Clark, quien construyó A casa como un espacio de auto-conciencia, creatividad y recreación.

     

    Amor explica que Clark compartió con otros artistas brasileños de la época un afán por disolver el objeto artístico, una búsqueda que había sido propuesta por el poeta brasileño Ferreira Gullar (José Ribamar Ferreira, n. São Luís, Maranhão, 1930; m. Río de Janeiro, 2016) en su influyente ensayo “Teoria do Não-Objeto” [Teoría del No-Objeto] (1959) [véase archivo digital ICAA (doc. no. 1091374)]. Amor sostiene que este ensayo de Gullar influyó decisivamente en el desarrollo de la vanguardia brasileña y en el dialogo artístico que Clark y su colega Hélio Oiticica (n. Río de Janeiro, 1937; m. Río de Janeiro, 1980) sostuvieron entre 1959 y 1964 en el artículo “From Work to Frame, In-between, and Beyond: Lygia Clark’s and Hélio Oiticica’s work 1959–1964” (2010) (doc. no. 1281344).

     

    Clark empezó a estudiar arte en 1947 en Río de Janeiro con Roberto Burle Marx y Zélia Salgado. En 1950 viajó a París, donde estudió con Arpad Szènes, Dobrinsky y Fernand Léger. Regresó a Río de Janeiro en 1952 y junto con el pintor abstracto Ivan Serpa se convirtió en uno de los miembros fundadores del Grupo Frente en 1954, un grupo de artistas que rechazaban la figuración y el nacionalismo que predominaba en la pintura modernista brasileña. En la exhibición “I Exposição Nacional de Arte Concreta: 2 - O grupo do Rio” (doc. no. 1090217), Gullar analizó las obras de Clark y otros participantes de la muestra de 1956. Algunos de los miembros del Grupo Frente, incluyendo Clark y Lygia Pape, formaron el influyente movimiento Neoconcreto en 1958, el cual reaccionaba contra el racionalismo del Movimiento Concreto y abogaba por una mayor libertad creativa. En 1959, Clark participó en la “I Exposição de Arte Neoconcreta” en Río y firmó el “Manifesto Neoconcreto” (doc. no. 1110328) junto con Amilcar de Castro, Gullar, Franz Weissmann, Lygia Pape, Reynaldo Jardim y Theon Spanudis. El manifiesto fue redactado por Gullar y firmado por los miembros del grupo, quienes participaron en la mencionada exhibición.

     

    Mónica Amor es crítico de arte, curadora y profesora de arte moderno y contemporáneo en el Maryland Institute College of Art. Se ha dedicado a estudiar la obra de artistas que tienen cierta inflexión arquitectónica, como por ejemplo el de la artista venezolana de origen alemán Gego (Gertrud Goldschmidt, n. Hamburgo, 1912; m. Caracas, 1994). En el artículo “Entre espacios: la Reticulárea y su lugar en la historia” (2003), Amor traza interesantes conexiones entre la obra de Gego, Eva Hesse y Lygia Clark (doc. no. 1281456).