Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
Resumen

Residente en Nueva York desde 1964 y corresponsal en esa ciudad del semanario Marcha de Montevideo, el artista uruguayo Luis Camnitzer escribe sobre la notoriedad que ha cobrado, en esa metrópoli, la cuestión del “arte latinoamericano”, ya sea como objeto de galerías de arte o como problema académico. Este artista uruguayo desarrolla su propia tesis acerca de “lo epigonal” en la obra de artistas latinoamericanos, así como las dificultades existentes en el diálogo productivo de estos con sus propios públicos locales. El artículo culmina con una nota sobre otro artista uruguayo, José Gamarra, quien expone en galería neoyorquina.

Comentarios críticos

A juicio de Luis Camnitzer (n. 1937), la cuestión de la existencia o no de un “arte latinoamericano”, así como de un “arte latino” en los Estados Unidos, parece haber cobrado particular relevancia en Nueva York durante el año 1966. Varias instituciones de arte, comerciales y académicas, expusieron obras de artistas del continente y el New School de esa metrópoli organizó un simposio en el que participó Stanton Catlin, de la Universidad de Yale, entre otros. El tema giró en torno a la interrogante “¿Existe un arte latinoamericano?”. A juicio de Camnitzer, lo más interesante de este debate parece haber sido el reconocimiento de que hay una construcción de “lo latinoamericano” desde los agentes del campo artístico neoyorquino. Por lo tanto, propone una visión del arte —desde el subdesarrollo social y ambiental— que incluya las transformaciones culturales endógenas, ya que el arte debe “dar la forma de ver esos cambios y [debe] ser esos cambios, no narrarlos”. Si bien Camnitzer no es explícito en el asunto, al referirse a la exposición de José Gamarra (n. 1934) —radicado entonces en París—, de hecho lo ubica, de manera mordaz, en la categoría de aquellos sudamericanos que buscan “treparse a la caja de resonancia [neoyorquina] por un camino demagógico”. Esto ocurre en la medida que la escultura que expone nada tiene que ver con su obra anterior, y tal parece haber sido instalada por Gamarra como enfoque al Pop-Art procurando convocar a artistas como Andy Warhol o, incluso, evocar al nonsense dadaísta de Tristan Tzara en una nueva galería, y cuya novedad radica en que su propietaria, Lilly Daché, es “la emperadora de la sombrerería americana”.

[Como lectura complementaria, véanse en el archivo digital ICAA los siguientes textos escritos por Luis Camnitzer: “El acceso a las corrientes mayoritarias del arte” (doc. no. 805271); “Antonio Caro guerrillero visual = visual guerrilla” (doc. no. 860606); “Art in Editions: New Approaches” (doc. no. 777430); “La colección latinoamericana del museo Guggenheim” (doc. no. 1089886); “La educación artística en Latinoamérica trasciende el problema de la identidad cultural” (doc. no. 805061); “Introduction” (doc. no. 841250); Liliana Porter: la poesía de la comunicación” (doc. no. 1180926); y “Manifiesto del New York Graphic Workshop” (doc. no. 791656)].

Investigador
Gabriel Peluffo Linari
Crédito
Courtesy of Luis Camnitzer, Great Neck, NY.
Semanario Marcha. Reproduced with the permission of Dr. Jose Manuel Quijano, Montevideo, Uruguay
Localización
Archivo Gabriel Peluffo Linari