Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
  • Registro ICAA
    1228293
    TÍTULO
    Artistas Grabadores del Uruguay
    IMPRENTA
    Montevideo, Uruguay : sin datos, 1944
    IDIOMAS
    Español
    TIPO Y GÉNERO
    Hoja impresa – Manifiestos
    CITA BIBLIOGRAFICA
    Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 Sin firma. Manifiesto de los Artistas Grabadores del Uruguay [hoja suelta sin datos editoriales] Montevideo, 1944. /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:10.0pt; font-family:"Times New Roman"; mso-ansi-language:#0400; mso-fareast-language:#0400; mso-bidi-language:#0400;}
    DESCRIPTORES DE TÓPICO
    DESCRIPTORES GEOGRÁFICOS
Resumen

A fines de 1944 se crea el primer núcleo orgánico de artistas grabadores, los cuales publican su Manifiesto en vísperas del Primer Salón de Grabadores del Uruguay inaugurado el 6 de noviembre de ese año. En el mismo se pretende homologar al grabado con las demás categorías consensuadas como “artísticas” a efectos de poder concursar como disciplina independiente en los Salones Nacionales y otros certámenes.

Comentarios críticos

Si bien data de comienzos del siglo XX, la lenta formación de grabadores xilógrafos y aguafuertistas en Uruguay tiende a afianzarse hacia mediados del siglo. Los Salones Nacionales de Bellas Artes —que comienzan a existir a partir de 1937— recién incorporan la premiación en el rubro del grabado en el año de 1946; precisamente, a instancias de la presión ejercida por los Salones de Grabadores del Uruguay dos años antes. En noviembre de ese año se lleva a cabo el primero de esos Salones, en la sede de la Asociación Cristiana de Jóvenes. Se presentaron obras de veinticuatro grabadores en las técnicas de la xilografía (incluyendo linóleo), el aguafuerte (incluyendo barniz blando) y la punta seca. Pocos días antes de la inauguración del Salón se publicó y difundió un Manifiesto que pugna por colocar al grabado entre las “bellas artes”, digno de merecer en concursos y premiaciones atención similar a la pintura o a la escultura. Se argumenta que su uso en la industria editorial le permite conquistar un rango de problemáticas estéticas comparable a cualquiera de las otras disciplinas. Casi diez años después, se funda el CGM (Club de Grabado de Montevideo) con estructura societaria, y plataforma de contenido político más definido. En efecto, se utiliza el grabado como forma productora de imágenes multiejemplares, incorporando, así, públicos masivos ajenos a circuitos tradicionales del arte.

Investigador
Gabriel Peluffo Linari
Localización
Archivo Museo Blanes. Montevideo, Uruguay