Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
  • Registro ICAA
    1227101
    TÍTULO
    Cuidado con la pintura : el arte por el arte abstracto : comentario al premio “Manuel Moncloa y Ordóñez / por Alejandro Romualdo
    IN
    La Crónica (Lima, Perú). -- Oct. 23, 1955
    IDIOMAS
    Español
    TIPO Y GÉNERO
    Artículo de prensa – Ensayos
    CITA BIBLIOGRAFICA
    Valle, Alejandro Romualdo. "Cuidado con la pintura: el arte por el arte abstracto: comentario al premio "Manuel Moncloa y Ordoñez." La Crónica (Lima, Perú), October 23, 1955.
Resumen

Alejandro Romualdo Valle critica aquí el III Salón de Pintura Manuel Moncloa, que, a su juicio, postula “al arte abstracto como la sustitución total del arte” por considerar que la abstracción escinde al hombre y al arte, debilitando a este último. Siendo hecho de negaciones y de mudez cómplice, el arte abstracto se convierte en “no-figurativo, no-ideológico, no-comprometido, y no dudamos que sea no-pintura”. A su vez, cree que aquellas “ilimitadas posibilidades plásticas” autoproclamadas, sólo redundan en formas repetitivas. En la supuesta vacuidad de esta tendencia y de lo expuesto en el certámen, el autor rescata sólo al triunfador, Fernando de Szyszlo, por su “decantado gusto cromático”. Por otra parte, señala la obra realista de Alfonso Ruiz Rosas (quien participó fuera de concurso por haber ganado la edición anterior), como una manifestación auténtica de la realidad peruana bajo el cuño de “una protesta pasiva”. No obstante, Romualdo lamenta la ausencia de pintores figurativos en el concurso, lo cual indica la “desaparición de la pintura” debido a “la hegemonía de la audacia”.

Comentarios críticos

En 1955, el pintor Fernando de Szyszlo (n. 1925) ganó el Primer Premio del III Salón de Pintura Manuel Moncloa, eventualmente el de mayor importancia para la escena artística peruana. De hecho, Szyszlo había jugado un papel fundamental en defensa y para la difusión del arte abstracto a su regreso (en 1951) a Lima, tanto por su propia obra como por su afán polemista que desencadenó el debate [véanse en el archivo digital ICAA: de Szyszlo, “Cartas al Director” (doc. no. 1227064); y “Dice Fernando Syszlo que no hay pintores en el Perú ni América: el joven pintor peruano declara sentir su pintura y la de los demás pero no puede explicarla” (sin autor) (doc. no. 1137793)]. El éxito del arte “no-figurativo” en el medio artístico de Lima cobra relevancia al considerarse que el premio anterior fue otorgado a Alfredo Ruiz Rosas (1926–2002), pintor alineado en las filas del realismo de corte social. Otro hecho marcante en esa época, el cual tuvo también sus repercusiones polémicas [véanse los artículos: de Orbegozo, “Un ‘pan’ común, de todos los días, amasado por Alfredo Ruiz Rosas, ganó diez mil soles” (doc. no. 859785); de Luis Miró Quesada Garland “En blanca y negra…” (doc. no. 859805), “En blanca y negra” (doc. no. 859826), “Sobre un arte integral…” (doc. no. 1227195), y “Sobre un arte integral” (doc. no. 859917); de Alejandro Romualdo “Sobre un arte integral (respuesta al arquitecto Luis Miró Quesada G.)” (doc. no. 1227139), “Sobre un arte integral : punto final” (doc. no. 1227176), ademeas de “Ruiz Rosas y un arte integral” (doc. no. 1227027)]. Si bien hubo una abstención de artistas figurativos en el III Salón, la participación mayoritaria de pintores abstractos evidenciaba el triunfo de esta tendencia entre los jóvenes, lo cual se confirmó posteriormente con el I Salón de Arte Abstracto de 1958. 

Investigador
Ricardo Kusunoki
Equipo
Museo de Arte de Lima, Lima, Peru
Crédito
Courtesy of a private archive, Lima, Peru