Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
Resumen

Comentario a la exposición de la pintora mexicana María Izquierdo en el Instituto Cultural Peruano Norteamericano de Lima (Perú), firmado bajo el seudónimo de Tiziano. El autor considera la muestra como “un interesante mensaje espiritual de la nación azteca y una reafirmación también del vigoroso proceso artístico que en forma tan intensa tiende a plasmar en una unidad”. En su opinión, las obras “desde un punto de vista o una manera de aprehender la forma y el color netamente americana, alcanzan cierto aliento universal”. Considera que “esa misma turbiedad barrosa de materia que anula la profundidad de las perspectivas y circunscribe la mayor parte de sus composiciones a una premeditada yuxtaposición de tonos, o simplemente de colores, contribuye a darnos la impresión de un arte pletórico de un ímpetu vital, caótico a veces y otras encauzado a un primitivismo sugestivamente plástico”. Se trataría de “una penetración en lo profundo y enmarañado del tiempo”, la contemplación del “desborde de un impulso poderoso, de una realidad que se ubica en la transición desgravitada entre los sueños, la unidad cósmica y la visión del mundo en la etapa inicial, cuando los seres tienen mucho de monstruos y de gigantes”. Afirma que la diferencia fundamental entre los pintores mexicanos y los europeos “estriba en que, frente al surrealismo europeo, que llega a la abstracción por una lógica sutileza intelectual, la de estos pintores pretende constituir, y es muy posible que lo sea, una objetivación plástica instintiva que emerge de una conciencia racial saturada de inexplicables misterios”. Realiza un rápida valoración de algunas obras presentadas en la muestra,  dentro de las que resalta sus acuarelas - y concluye remarcando que la acogida a la artista es “prueba evidente del alto valor de su arte y de la alta estima que tenemos por la pintura mexicana de nuestros días”.

Comentarios críticos

A mediados de agosto de 1944  arribó a Lima la pintora mexicana María Izquierdo junto con su esposo Raúl Uribe Castillo (Chillán, 1912 – s.d.), también pintor, ambos enviados en misión cultural por el Ministerio de Educación Pública de México. En contraste con la actividad fugaz de David Alfaro Siqueiros el año anterior –que se redujo a una conferencia a favor de la causa aliada-, Izquierdo presentó sus obras en el Instituto Cultural Norteamericano de la capital peruana. Se trataba de una ocasión excepcional para apreciar el movimiento artístico mexicano a través de una de sus figuras destacadas, lo que no se había presentado desde 1937, año en que se exhibiera en Lima la colección del embajador Moisés Sáenz (El Mezquital, 1888 – Lima, 1941). La presencia de Izquierdo coincidió con un momento de repliegue del indigenismo, desplazado un año antes del principal centro de enseñanza artística del país  con la subrogación del pintor José Sabogal de la Dirección de la Escuela Nacional de Bellas Artes (ENBA). En esa ocasión, la artista no olvidó remarcar la similar actitud “americanista” que existía entre el muralismo mexicano y el indigenismo, como movimientos embarcados en la búsqueda de una estética propia e independiente de las influencias europeas. De hecho, en lo que representaba una  vindicación de su propio programa nacionalista, los intelectuales y artistas vinculados al indigenismo se encargarían de promover la exposición de Izquierdo. La radicalidad de su obra motivaría además la actitud reticente de Raúl María Pereira (Lima, 1916 – Viena, 2007), el principal impulsor de la renovación cosmopolita de la plástica local. Pereira consideraba buena parte de las indagaciones primitivistas de Izquierdo –y más aún las del propio indigenismo- como meramente decorativas, opuestas al rigor formalista y austero de la “plástica pura”; al mismo tiempo, este crítico modernista no pudo menos que reconocer la expresividad de las obras exhibidas, así como su importancia para la reflexión artística local.

 

,

Investigador
Ricardo Kusunoki
Equipo
Museo de Arte de Lima, Lima, Peru