Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
Resumen

Breve nota sobre la segunda muestra individual de Gloria Gómez Sánchez en la galería Cultura y Libertad de Lima, entre mayo y junio de 1967. El redactor subraya el contenido  femenino de lo expuesto: “la mujer como blanco”, “la mujer como ente apuñalado por el mundo y enredado consigo mismo”. Con estas piezas la artista, “una de las primeras inconformistas modernas del país”, habría “arribado a una especie de op-pop-sex muy propio”. Gómez Sánchez sería, por tanto, una “genuina representante del movimiento vanguardista”, pues su intención es romper “las fronteras de las galerías”. Se le incluye a raíz de esta segunda individual, en una “corriente internacional con moldes específica y legítimamente femeninos”.

Comentarios críticos

Gloria Gómez Sánchez es considerada la introductora del informalismo en el Perú y una de las pioneras del Pop y del Op-Art. Se inició como artista en diversos talleres privados de Lima. Tras una beca de estudios en Buenos Aires, dejó su vida de ama de casa y de pintora de retratos para desarrollar una breve e intensa carrera profesional. En la capital argentina conoció a artistas como Alberto Greco (Argentina, 1931-España, 1965) y otros propulsores del informalismo. A su retorno al Perú en 1960, inaugura una individual informalista en el Instituto de Arte Contemporáneo-IAC. Su actitud experimental la condujo hasta el grupo Arte Nuevo, conformado por los artistas Luis Arias Vera (La Libertad, Perú, 1931), Teresa Burga (Iquitos, Perú, 1935), Jaime Dávila (Lima, Perú, 1937), Víctor Delfín (Piura, Perú, 1927), Emilio Hernández Saavedra (Huancayo, Perú, 1940), José Tang (Cañete, Perú,1941-Lima, Perú, 2006), Armando Varela (Lima, Perú, 1933) y Luis Zevallos (Lima, Perú, 1933). Este colectivo fue el abanderado de una ofensiva plástica que, junto a otras iniciativas, definió la vanguardia artística de los años sesenta en el Perú.

En su tercera individual en la Galería Cultura y Libertad, que esta nota de 1967 reseña, la artista ofreció una nueva producción nutrida por un erotismo encarnado en “figurines” de “mujeres-mesa”, o “mujeres-pavo real”, así como cuadros de corte cinético con mecanismos activados por pequeños motores.

Investigador
Daniel Contreras Medina
Equipo
Museo de Arte de Lima, Lima, Peru