Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
  • Registro ICAA
    1141998
    TÍTULO
    Que Túpac Amaru de un paso al frente
    IN
    Caretas (Lima, Perú). -- No. 431 (Mar. 3-22, 1971)
    IDIOMAS
    Español
    TIPO Y GÉNERO
    Artículo de revista – notas
    CITA BIBLIOGRAFICA
    "Que Túpac Amaru de un paso al frente." Caretas (Lima, Perú), no. 431 (March 3-22, 1971).
    DESCRIPTORES DE TÓPICO
    DESCRIPTORES GEOGRÁFICOS
Resumen

Reportaje irónico de la revista Caretas sobre los trabajos presentados al Concurso Nacional de Pintura convocado por el llamado Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas en su primera fase (1968-1975) para crear el retrato oficial del precursor indígena de la independencia, Tupac Amaru II. El certamen había sido declarado desierto al no hallarse ganador entre las noventa y cuatro obras concursantes, de las cuales este artículo publica una selección de nueve.

Burlándose de las poses "tangueras" en algunos cuadros y calificando a otros de "pesadilla derretida" y "esperpento" -o sencillamente de "ingenuos"- el articulista anónimo apoya la decision del exigente jurado y recoge las declaraciones de uno de ellos, el artista austro-peruano Adolfo Winternitz. Para el entonces director de la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad Católica del Peru ningún concursante logró "apresar la imagen del héroe": "la verdad que la pintura era muy mala, desastrosa", afirma, acotando que en su mayor parte ellas provienen de las Escuelas Regionales de Pintura, lo que dejaría en claro el real "nivel" de esas instituciones.

La nota hace referencia también al concursante Milner Cajahuaringa, quien renunció a una mención honrosa en el certamen por considerer sus resultados una "humillación al artista". Cajahuaringa denunció al jurado mediante una "indignada campaña {...} acusándolo de pilatesca indecision".

Comentarios críticos

José Gabriel Condorcanqui, Tupac Amaru II, fue un caraca (cacique) de estirpe incaica que en 1780 lideró la más importante rebellion andina contra el imperio español. Relegado en la historiografía criolla tradicional, su figura fue asumida como emblema por el llamado Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas durante su primer period (1968-1975), caracterizado por reformas socializantes y por su fuerte interés en la representación simbólica. La carencia de retratos de época dio lugar a la convocatoria de este concurso, cuyo sentido polemic se acentuó por la drástica decision de no reconocer calidad premiable a ninguna de las propuestas presentadas. Uno de los pintores a quien se le adjudicó mención honrosa, Milner Cajahuaringa, prefirió renunciar públicamente a ese reconocimiento. La propuesta de una segunda convocatoria no llegó a concretarse. El jurado reunía a las cabezas de casi todas las instituciones representativas del quehacer plastic institucional.

Este comentario es de interés por poner en evidencia las dificultades culturales para asumir los imperativos politicos del regimen military. El artículo provocó la respuesta indignada del artísta peruano Fernando Saldías, también participante y ganador de otra mención honrosa. Su carta fue publicada -y respondida- en el número siguiente (432) de la revista Caretas.

Investigador
Daniel Contreras Medina
Equipo
Museo de Arte de Lima, Lima, Peru