Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
Resumen

Breve pero elocuente informe periodístico de la ceremonia en la que el presidente de la Junta Militar, entonces gobernante (1968–75), el general Juan Velasco Alvarado, devela un retrato del precursor indígena de la independencia peruana, Túpac Amaru II, en el salón principal del Palacio de Gobierno. Este ambiente quedó así rebautizado con el nombre del curaca (cacique) de Cuzco, reemplazándose el retrato y el nombre de Pizarro, el conquistador español. Al acto asisten los ministros (todos ellos militares) y principales miembros del gobierno. Presente se halla también el autor del cuadro, Néstor Quiroz López —[erróneamente llamado Núñez], sin precisar además su condición de policía asignado a la seguridad de la sede del Poder Ejecutivo— quien “había querido expresar el reencuentro de la historia y el vigor de la segunda emancipación que ha iniciado la Revolución Peruana”.

Comentarios críticos

Nótese, en este artículo periodístico, la atención puesta estrictamente sobre las connotaciones más políticas que artísticas en el acto oficial de sustituir a Francisco Pizarro por Túpac Amaru II en el salón principal del Palacio de Gobierno.

 

El llamado Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas, durante su primer periodo (1968–75), se caracterizó por reformas socializantes y por su interés en la representación simbólica. Asumió como emblema la figura de Túpac Amaru II (José Gabriel Condorcanqui, 1738–81), un curaca (cacique) de estirpe incaica que en 1780 lideró la más importante rebelión andina contra el imperio español, aunque relegado en la historiografía criolla tradicional.

 

El gesto simbólico de que se reemplazara la imagen del conquistador español por la del precursor indígena de la independencia no resultó tan polémico como el hecho de apelar para ello al trabajo de Néstor Quiroz López, un simple policía con aficiones pictóricas, a desmedro además de la obra de un reconocido pintor académico como Daniel Hernández (1856–1932), quien incluso dirigió la Escuela Nacional de Bellas Artes desde su fundación (1919) hasta 1932. Esta despreocupación por “lo específicamente artístico” dio lugar a protestas como las del pintor de Szyszlo cuyas declaraciones motivaron esta réplica, así como otra del escritor Néstor Espinoza (n. 1938) [véase al respecto en el archivo digital ICAA de Espinoza “Machu Picchu y Túpac Amaru” (doc. no. 1139229)]. Hacia 1974 el cuadro de Quiroz fue reemplazado por otra semblanza del mismo héroe realizada por un capitán del ejército peruano que luego llegaría a ser general de división, Mario Salazar Eyzaguirre. A su vez, esa versión sería sustituida en 2003 por otra del artista Armando Villegas (1926–2013). 

 

Esta polémica puede verse como un antecedente a la que en 2004 se produjo como reacción al retiro del monumento a Pizarro del escultor estadounidense Charles Cary Rumsey (1879–1922) erigida en 1935 en la Plaza Mayor de Lima. La intensidad de ambas discusiones refleja la vigencia que mantiene entre la población peruana el trauma de la conquista y su consiguiente utilización política.

 

[Como lectura complementaria sobre Túpac Amaru II, véanse en el archivo los siguientes textos: del general EP Felipe de la Barra “¿Cómo fue Túpac Amaru?” (doc. no. 865441); (sin autor) “Convocan a concurso: monumento a Túpac Amaru se levantará en el Cuzco” (doc. no. 1053438); de Alfredo Arrisueño Cornejo “Convocan a concurso de pintura para perpetuar la imagen plástica del mártir José Gabriel Condorcanqui” (doc. no. 865422) y “Declaran desierto el Concurso de Pintura ‘Túpac Amaru II’” (doc. no. 865498); (sin autor) “En busca de la imagen arquetípica de Túpac Amaru” (doc. no. 865702); de Daniel Valcárcel “El retrato de Túpac Amaru” (doc. no. 1052165); y de A. O. Z. “Túpac Amaru: ¿verdadero retrato?” (doc. no. 865460)].

Investigador
Daniel Contreras Medina
Equipo
Museo de Arte de Lima, Lima, Peru
Localización
Hemeroteca de la Biblioteca Nacional del Peru. Lima, Perú