Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
  • Registro ICAA
    1137793
    TÍTULO
    Dice Fernando Szyszlo que no hay pintores en el Perú ni América : el joven pintor peruano declara sentir su pintura y la de los demás pero no puede explicarla
    IN
    La Prensa : diario independiente de la mañana (Lima, Perú). -- Jun. 2, 1951
    DESCRIPCIÓN
    ill.
    IDIOMAS
    Español
    TIPO Y GÉNERO
    Artículo de prensa – Ensayos
    CITA BIBLIOGRAFICA
    La Prensa: diario independiente de la mañana (Lima, Perú). "Dice Fernando Syszlo que no hay pintores en Perú ni en América: el joven pintor peruano declara sentir su pintura y la de los demás pero no puede explicarla." June 2, 1951.
    DESCRIPTORES NOMBRES
Resumen

Polémicas declaraciones del pintor Fernando de Szyszlo, recogidas a propósito de su exposición de cuadros abstractos en la Asociación de Arquitectos del Perú (Lima, mayo de 1951). Ellas se inician de forma detonante: “No hay pintores en el Perú. Más aún: aparte del mexicano [Rufino] Tamayo, no creo que en América haya un sólo pintor”. Szyszlo considera la expresión como el objetivo fundamental del arte moderno, actitud que definiría su propia obra, señalando: “a mí no me interesa crear objetos estéticos”. Identifica dicha modernidad como la búsqueda en el arte de “una forma de contacto que le dé características de lenguaje”. Por ello remarca el protagonismo del oficio, suerte de vocabulario determinante en la validez de una expresión que, por ser artística, considera inefable. Para Szyszlo, la pintura abstracta es resultado de un “sentido de lo absoluto”, “solución total” frente a la renuncia al realismo. Define dos tendencias en ella: una lógica y otra “emotiva, sentimental”, adscribiéndose a la última. Al afirmar la pertenencia cultural del Perú a Occidente, declara: “[n]o se puede buscar una solución para la pintura peruana que no sea, a la vez, una solución para la pintura occidental”. Ello invalidaría a la pintura social y al indigenismo como nacionalismos superficiales, porque “el verdadero peruanismo no está en la representación exterior […] sino en el interior”. Salvo los artistas precolombinos, coloniales y el susodicho Tamayo, niega la existencia de pintores en América.

Comentarios críticos

A inicios de 1951, el pintor peruano Fernando de Szyszlo (n. 1925) retornó a Lima, tras haber estado casi dos años en París, estadía determinante en su evolución hacia un expresionismo abstracto, ubicable entonces bajo la impronta del alemán Hans Hartung (1904–89). En mayo del mismo año, Szyszlo expuso su obra más reciente en la Sociedad de Arquitectos de la capital peruana, bajo auspicios de la Agrupación Espacio, grupo impulsor de la renovación plástica y arquitectónica del país. [Como lectura complementaria, véase en el archivo digital ICAA “Expresión de principios de la Agrupación Espacio” (doc. no. 1126309)].

 

En general, la muestra fue recibida positivamente por la prensa, salvo algunas reticencias expuestas por el influyente crítico peruano Carlos Raygada (1898–1953) [véase “De arte: exposición Szyszlo” (doc. no. 1150738)]. El tono beligerante de la réplica de Szyszlo quedó opacado con su (hoy famosa) declaración al diario La Prensa: “no hay pintores en el Perú”. Con su abierto rechazo a la plástica coetánea de su país, protagonizó el primer debate peruano en torno al arte no figurativo, al provocar la respuesta airada tanto de intelectuales como de artistas del propio medio. [Para más información, véanse los siguientes artículos: (sin autor) “Pintores peruanos hay, lo que aún no hay es pintura peruana: dice Juan Ríos y agrega que la pintura abstracta es pobre e inhumana” (doc. no. 1137808); (sin autor) “Cristina Gálvez opina que sí hay pintores en el Perú: citó a cuatro: ‘Hay que ser muy intelectual para ser abstracto’ dijo y añadió luego ‘Szyszlo no es intelectual’” (doc. no. 1150897); de Sérvulo Gutiérrez “Qué arte abstracto ni que nada, el arte es esencialmente uno... lo que debe hacer el pintor es ‘pintar’” (doc. no. 1150851); (sin autor) “Gran problema del arte peruano es la falta de críticos: ‘Xanno’: Alejandro Romualdo Valle agregó que los que escriben sobre arte son improvisados o huachafos” (doc. no. 1150928); de Federico Costa y Laurent “La ‘polémica de los pintores’” (doc. no. 1150866); (sin autor) “‘Julia Codesido y Sabogal son buenos pintores’: Aquilles Ralli cree, además, que muchos sólo buscan la fama por medio de la publicidad” (doc. no. 1150882); de Juan Ríos “El debate sobre pintura: carta del Sr. Juan Ríos R.” (doc. no. 1150912) y “Balance de una polémica: cuatro preguntas fundamentales” (doc. no. 1137882); y de Ángel Guido “A los pintores peruanos” (doc. no. 1150943)].

 

Más allá de su buscado efecto polémico, la frase “no hay pintores en el Perú” aludió a la ausencia de referentes locales para cualquier artista que aspirara a insertarse dentro de las últimas tendencias de la plástica mundial. Precisamente, el debate trajo a la luz sus aristas más agudas al discutirse los términos que definirían una modernidad artística local, evidenciando las primeras divergencias dentro de su intelectualidad progresista. La defensa de la “abstracción telúrica” (como única vía legítima para el arte peruano) puso en pugna al crítico Samuel Pérez Barreto (1921–2003) con sus antiguos contertulios de la Agrupación Espacio, agrupación que rechazaba a los cuatro vientos cualquier identificación tendenciosamente totalizadora de “lo nacional” con “lo andino”.

Investigador
Ricardo Kusunoki
Equipo
Museo de Arte de Lima, Lima, Peru