Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
Resumen

Proponer a José Sabogal como el pintor emblemático del Perú contemporáneo es el objetivo de este artículo escrito por José Uriel García conocido nacionalmente por su libro El nuevo indio (1930). Sabogal es, a su juicio, la figura fundadora que marca “la ascensión del nacionalismo en materia de pintura” así como el advenimiento de una “verdadera escuela peruana”. Recuerda su paso por el Cuzco (1918-19) señalando ese momento como el punto de partida del indigenismo pictórico. Explica la importancia del arte popular tuvo para Sabogal y sus discípulos (Camilo Blas y Julia Codesido), argumentando que su obra plasma “la prosecución ennoblecida de la pintura popular e incluso superada racionalmente” con lastre incuestionable de “raíces tradicionales”. Le atribuye a su obra, de manera preponderante, una intención social e incluso revolucionaria.

Comentarios críticos

José Uriel García (1884–1965), importante intelectual del Cuzco, estuvo vinculado de lleno al indigenismo. Su artículo sobre José Sabogal revela ideas esenciales de su teoría nacionalista del mestizaje cultural, recogida en su influyente libro El nuevo indio (Cusco: H. G. Rozas Sucesores Librería e Imprenta, 1930) [véanse el prólogo y el capítulo VI del libro en el archivo digital ICAA (doc. no. 1136663) y (doc. no. 1136679)] Resulta de interés comparar su explicación de la obra de Sabogal, con la que dedica al fotógrafo cuzqueño Martín Chambi (artículo publicado en la revista Excelsior (Lima, agosto y setiembre de 1948). En el caso del pintor, García recurre al determinismo histórico, mientras que la obra de Chambi apela al determinismo étnico.

 

Entre las décadas del veinte y del cincuenta se desarrolló en el Cuzco una segunda variante del movimiento indigenista; fue denominada “neoindianismo” en alusión al título del libro de José Uriel García, su principal ideólogo, El nuevo indio. Se contrapuso a un anterior indigenismo “incaísta” liderado por Luis E. Valcárcel, cuyas propuestas fueron plasmadas en su libro Tempestad en los Andes (1927). Mientras éste sostenía que la verdadera identidad nativa y la cultura indígena contemporánea debían verse como vestigio de lo incaico, García propuso que “lo andino” debía ser visto como una realidad innovadora, producto de la fusión de elementos autóctonos e hispanos. La teoría nacionalista del libro consta de tres partes: “El indio antiguo”, “El nuevo indio” y “El pueblo mestizo”, los cuales, bajo una postura evidentemente idealista, postulan la conformación de “lo indio” en los diferentes períodos de la historia peruana. En el prólogo se señalan las bases propuestas, destacando el anhelo de descartar determinismo étnico a favor de una conciencia histórica y social. La primera edición data de 1930; hubo una segunda versión (1937, corregida) y finalmente, pese a reconocer diferencias ideológicas, Valcárcel lo reeditó (1973) como edición póstuma con anexo y revisión (inconclusa) de García. En ella se revela la orientación teórica de sus últimos años vía planteamientos marxistas.

 

[Hay un buen número de textos sobre el pintor Sabogal de los cuales destacamos los del propio: “Arquitectura peruana: la casona arequipeña (doc. no. 1173340); “La cúpula en América” (doc. no. 1125912); “Mariano Florez, artista burilador de "mates" peruanos, murió en Huancayo: José Sabogal su admirador y amigo, le rinde homenaje” (doc. no. 1136695); “Los mates burilados y las estampas del pintor criollo Pancho Fierro” (doc. no. 1173400); “Los 'mates' y el yaraví” (doc. no. 1126008); “La pintura mexicana moderna” (doc. no. 1051636); y “Sala de arte popular peruano en el Museo de la Cultura : selecciones de arte” (doc. no. 1173418)].

Investigador
Natalia Majluf
Equipo
Museo de Arte de Lima, Lima, Peru
Crédito
Courtesy of Uriel García Cáceres, Lima, Perú