Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
Resumen

Revisión por parte del periodista José B. Adolph de las categorías de “arte culto” y “arte popular” con motivo del Premio Nacional de Cultura otorgado en 1975 al retablista andino Joaquín López Antay (1897–1981). Adolph defiende ese reconocimiento, aunque bajo criterios que él considera opuestos a las razones vertidas por la mayoría de defensores del retablista, opiniones a las que tilda de populistas. Considera que en el Perú “todas las formas de expresión cultural (arte y artesanía) deben ser reevaluadas”. Más allá de “populismos innecesarios”, plantea la revaloración de la artesanía como la base de un arte nacional que pretenda ser universal: “(…) de esta manera, resulta reivindicada: de la artesanía de los López Antay irán surgiendo los [Carlos] Quíspez o los [Fernando de] Szyszlos del futuro”, escribe. La nota reproduce además un artículo anterior de Adolph sobre nexos entre el folklore y el denominado “arte culto” en el que critica la cultura de masas, suministrada por los sectores dominantes en el capitalismo (así como en el estatismo). Por su parte, el folklore “es la base (o puede ser la base) de un gran arte nacional; el error sería creer que ya lo es por sí mismo”.  

Comentarios críticos

El autor de este texto, el escritor peruano-teutón José B. Adolph (1933–2008) fue integrante del jurado que otorgó los Premios Nacionales de Cultura en el periodo anterior al que provocó esta polémica. 

 

El otorgamiento en 1975 del Premio Nacional de Cultura en el área de arte al retablista andino Joaquín López Antay (1897–1981) provocó una de las polémicas más importantes en la historia del arte peruano. De esa controversia afloraron tensiones y recelos que se mantenían latentes en torno a políticas culturales propiciadas por el gobierno militar del general Juan Velasco Alvarado (1968–75). En la búsqueda de la cultura nacional “auténtica”, este aspiraba a una fuerte revaloración oficial de la imagen del campesino y de sus estilos de vida, en desmedro de formas culturales consideradas más “occidentales”. De hecho, el premio a López Antay se dio a costa de las candidaturas de reconocidos artistas plásticos como Carlos Quízpez Asín (1900–83), de Teodoro Núñez Ureta (1912–88) y del músico académico de origen alemán Rodolfo Holzmann (1910–92).

 

[Respecto a este evento, véanse en el archivo digital ICAA los siguientes textos: de Alfonso Castrillón, Leslie Lee y Carlos Bernasconi “Fundamentación para el dictamen por mayoría simple a favor del artista popular Joaquín López Antay” (doc. no. 1135896); de Alfonso Bermúdez “Premio a López Antay suscita controversias. Unos: consagración del arte popular. Otros: una cosa es arte y otra artesanía” (doc. no. 1135879); de Francisco Abril de Vivero, Luis Cossío Marino y Alberto Dávila “Artistas plásticos cuestionan premio” (doc. no. 1135960); y (sin autor) “‘No todos nos quieren ni en Lima ni en Ayacucho’: así comentó sobre cuestionamiento a premio (…)” (doc. no. 1135930)].

Investigador
Gabriela Germaná Roquez
Equipo
Museo de Arte de Lima, Lima, Peru
Crédito
José B. Adolph, 1976. Reproduced with permission, Lima, Peru