Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
Resumen

En particular, el autor, Luis Freire, responde al comunicado de protesta emitido por la ASPAP (Asociación Peruana de Artistas Plásticos) en contra del otorgamiento del Premio Nacional de Cultura al retablista andino Joaquín López Antay, pues a su juicio es “el documento más violento de esta polémica”. Yendo en contra de ese manifiesto, critica el que se considere creador al artista “culto” y al artista “popular” un mero repetidor de formas. Reivindica, asimismo, el carácter mestizo de las manifestaciones populares, señalando influencias mixtas en el arte llamado culto. Las primeras habrían logrado un nivel de creatividad superior por tener un mayor arraigo con su realidad, mientras que la plástica erudita se mantendría dependiente de las prácticas europeas. El premio constituiría así un reconocimiento del Estado peruano “a una cultura artística postergada y diferente a la que domina nuestro sistema cultural”. Finalmente, Freire sugiere que ambos tipos de arte deben integrarse “al trabajo común por la creación de una plástica que mire nuestra realidad y sea germen (…) de formas cada vez más propias y trascendentes”.

Comentarios críticos

Intervención del periodista y escritor peruano Luis Freire (n. 1945) en la controversia surgida por el otorgamiento en 1975 del Premio Nacional de Cultura en el área de arte al retablista andino Joaquín López Antay (1897–1981). Freire ejerció durante muchos años el periodismo cultural y publicó diversos artículos referentes a esta polémica [consúltese en el archivo digital ICAA otro artículo de Freire, publicado el 21 de febrero de 1976, titulado “López Antay levanta polvareda” (doc. no. 1136317)] y, posteriormente, mantuvo una línea de reivindicación de las estéticas populares. El texto comentado formó parte de una selección de documentos sobre la polémica aparecida en el tercer número de Guamangensis. Revista de la Universidad Nacional de Huamanga (1997).

 

El otorgamiento en 1975 del Premio Nacional de Cultura en el área de arte al retablista andino Joaquín López Antay provocó una de las polémicas más importantes en la historia del arte peruano. De esa controversia afloraron tensiones y recelos que se mantenían latentes en torno a políticas culturales propiciadas por el gobierno militar del general Juan Velasco Alvarado (1968–75). En la búsqueda de la cultura nacional “auténtica”, este aspiraba a una fuerte revaloración oficial de la imagen del campesino y de sus estilos de vida, en desmedro de formas culturales consideradas más “occidentales”. De hecho, el premio a López Antay se dio a costa de las candidaturas de reconocidos artistas plásticos como Carlos Quízpez Asín (1900–83), de Teodoro Núñez Ureta (1912–88) y del músico académico de origen alemán Rodolfo Holzmann (1910–92).  

 

[Respecto a este evento, véanse en el archivo los siguientes textos: de Alfonso Castrillón, Leslie Lee y Carlos Bernasconi “Fundamentación para el dictamen por mayoría simple a favor del artista popular Joaquín López Antay” (doc. no. 1135896); de Alfonso Bermúdez “Premio a López Antay suscita controversias. Unos: consagración del arte popular. Otros: una cosa es arte y otra artesanía” (doc. no. 1135879); de Francisco Abril de Vivero, Luis Cossío Marino y Alberto Dávila “Artistas plásticos cuestionan premio” (doc. no. 1135960); y (sin autor) “‘No todos nos quieren ni en Lima ni en Ayacucho’: así comentó sobre cuestionamiento a premio (…)” (doc. no. 1135930)].

Investigador
Gabriela Germaná Roquez
Equipo
Museo de Arte de Lima, Lima, Peru
Crédito
Reproduced with permission of the author. Courtesy of the archives of Museo de Arte de Lima (MALI)