Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
  • Registro ICAA
    1134371
    TÍTULO
    Olga de Amaral en el MAM de París / José Hernández
    IN
    Semanal (Bogotá, Colombia). -- Jun. 6, 1981
    DESCRIPCIÓN
    p. 14 : ill.
    IDIOMAS
    Español
    TIPO Y GÉNERO
    Artículo de revista – Entrevistas
    CITA BIBLIOGRAFICA
    Hernández, José. “Olga de Amaral en el MAM de París.” Semanal (Bogotá, Colombia), June 6, 1981, 14.  
    DESCRIPTORES DE TÓPICO
    DESCRIPTORES NOMBRES
    Amaral, Olga de, 1932-; Musée d'art moderne de la ville de Paris
    DESCRIPTORES GEOGRÁFICOS
Resumen

Desde París, el periodista cultural José Hernández anuncia la exposición dedicada a la creación textil que recién se ha inaugurado en el Musée d’Art Moderne (MAM) en la cual participa la artista colombiana Olga de Amaral. La muestra (inaugurada el 29 de abril de 1981) expone tapices modernos de artistas de diversas nacionalidades. Especialmente para la muestra, Amaral elaboró tres tapices e incluyó, además, una obra anterior: Vestidura de calicanto (1977). Tales creaciones surgen de una investigación técnica que implica el uso de crin de caballo y yeso. En la entrevista que concede a Hernández, ella le explica que el “calicanto” referido a algo hermético y cerrado; una suerte de metáfora relacionada con Colombia. Por otra parte, es una intuición; Amaral considera que “dentro de ese hermetismo nos estamos auto-matando. Encerrados, los colombianos nos estamos suicidando”. En su búsqueda estética, fue clave para ella el conocer sofisticadas fibras textiles en Estados Unidos, según lo expresa: “descubrí el color, la textura, la estructura del mundo del tejido y aprendí a manipularlo en medio de todas esas posibilidades y de manera contemporánea”.

Comentarios críticos

La entrevista a la artista textil Olga de Amaral (n. 1932) testimonia los alcances internacionales de sus tapices hsta colocarla al nivel de las más importantes artistas de tejidos de Estados Unidos y Europa, destacando los aspectos pictóricos y escultóricos del tejido. El crítico cubano, radicado en Colombia, Galaor Carbonell (1938-96), la consideraba una ensamblajista cuya obra pertenecía al constructivismo. La exposición retrospectiva Olga de Amaral: Cuatro tiempos (1993) explica las diversas fases de un proceso creativo de largo aliento [véase doc. no. 1134094]. 

 

Olga de Amaral estudió diseño arquitectónico (1951-52) en Bogotá, en el Colegio Mayor de Cundinamarca, y diseño textil (1954-55) en Cranbrook Academy of Art (Bloomfield Hills, Michigan). Al poco tiempo de regresar al país, ella y su esposo, el artista californiano Jim Amaral (n. 1933), montaron un taller textil con fabricación en telar. Haciendo tapices inició un proceso de experimentación impulsado por su conocimiento sobre tejedores que se asumieron como artistas plásticos. Amaral funda y dirige el Departamento de Textiles (1965-70) de la Universidad de los Andes (Bogotá). Entre 1968 y 1972, es representante de Colombia ante el WCC (World Crafts Council), y su directora para Latinoamérica, entre 1970 y 1978. Dicha organización no gubernamental estimula y fomenta el desarrollo económico de artesanos del mundo a través de becas. Por la gestión del artista y promotor Jack Lenor Larsen, Olga de Amaral expuso tapices en Nueva York y dictó cursos en Penland School of Crafts (Bakersville, Carolina del Norte) y Haystack Mountain School of Crafts (Deer Isle, Maine). En 1968, realizó un viaje significativo al Perú como representante de la WCC; estando en Cuzco, apreció textiles y fibras herederas de una tradición milenaria que, a seguir, tuvo muy en cuenta en su proceso. En 1971, fue premiada en el XXII Salón de Artistas Nacionales y, al año siguiente, obtuvo el Primer Premio en la Bienal de Coltejer por la obra La gran maraña paramuna (1972), considerada un hito de su carrera profesional por la investigación estética emprendida sobre el tejido. De igual manera, la obra monocroma Vestiduras de calicanto (1977), expuesta en el MAM parisino, es importante en su trayectoria artística porque explora nuevos materiales como crin de caballo y yeso, permitiéndole exploraciones con la estructura del tejido y la tridimensionalidad del tejido. En estas obras aparece un vínculo entre el tejido y el paisaje según lo expresa la artista en la entrevista, el calicanto “podría asemejarlo a la nostalgia o el paisaje del altiplano” colombiano.

 

José Hernández (n. 1955) ganó reconocimiento como editor del diario bogotano El Tiempo publicando en las páginas culturales las columnas de crítica tanto de Carolina Ponce León (n. 1957) como de José Hernán Aguilar (n. 1952). Hernández fundó Espacio Vacío (1997-2002) con los artistas Jaime Iregui (n. 1956) y Carlos Salas (n. 1957), espacio de exposición y debate para la escena artística de Bogotá.

Investigador
Katia González Martínez
Equipo
Universidad de los Andes, Bogota, Colombia
Crédito
Courtesy of José Hernández, Bogotá, Colombia