Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
  • Registro ICAA
    1132516
    TÍTULO
    Aníbal Gil, maestro del grabado
    IN
    El Colombiano (Medellín, Colombia). --- Oct. 18, 1973
    DESCRIPCIÓN
    ill.
    IDIOMAS
    Español
    TIPO Y GÉNERO
    Artículo de prensa – Entrevistas
    CITA BIBLIOGRAFICA

    El Colombiano (Medellín, Colombia). "Aníbal Gil, maestro del grabado." October 18, 1973.

    DESCRIPTORES DE TÓPICO
    DESCRIPTORES NOMBRES
    Bienal Internacional de Sâo Paulo; Centro Coltejer (Medellín, Colombia); Gil, Aníbal, 1932-
Resumen

El artículo presenta la exposición de grabado del artista colombiano Aníbal Gil Villa en el Centro Coltejer de la ciudad de Medellín, donde exhibe su serie gráfica “dimensiones especiales”. Con la muestra que data de 1977 se constata el importante aporte a la plástica nacional de Gil, un artista que “ha cultivado seriamente el grabado en Colombia”. El redactor acompaña la nota con una entrevista al artista, en la cual emite sus opiniones sobre la XII Bienal de São Paulo (1973) y sobre el arte contemporáneo. Las preguntas le permiten a Gil analizar tanto la obra del artista ganador de esa edición, el belga Jean-Michel Folon, como de los participantes colombianos en el evento brasileño: Juan Antonio Roda, Pedro Alcántara y Luis Caballero. Por otra parte, Gil se refiere al significativo auge del grabado debido al conocimiento de la técnica y su recepción en el público colombiano; a su juicio, es producto, en gran medida, de eventos nacionales con proyección internacional tales como la Bienal Americana de Artes Gráficas de Cali (en ese momento, próxima a realizarse). Gil afirma que su producción artística de los últimos diez años se ha concentrado en la investigación en torno a la gráfica, destacando la evolución de sus temáticas: cárceles, figuras coronadas, homenajes y palomas, siendo esta última el motivo central de la exposición. Sinceridad, autenticidad y disciplina son principios claves de la obra de Aníbal Gil, quien comenta que es sólo su trabajo el que puede definirlo. Por otra parte, la entrevista establece paralelos entre la producción artística de Gil y sus reflexiones acerca de los procesos formativos del arte en Colombia: Gil afirma que  “no hay arte auténticamente nacional”, ya que los estilos, técnicas e intereses de los artistas nacionales son completamente disímiles; este aspecto lo refuerza al asegurar que el arte nacional está contaminado por muchas influencias debido a la “cultura amalgamada” que viven los artistas, al tomar muchas corrientes para la conformación de su obra.

Comentarios críticos

La entrevista al artista colombiano Aníbal Gil Villa (n. 1932) constituye un documento significativo por las opiniones que manifiesta sobre la XII Bienal de São Paulo, evento internacional del arte contemporáneo que marcó época desde 1951, y porque el artista tiene aquí oportunidad de hablar de su período muralista en los inicios de su carrera profesional. En ese momento, Oscar Ladmann, cónsul ad honorem de Colombia en São Paulo, extendió una invitación a un artista de la región de Antioquia (Colombia) para asistir a la inauguración de la bienal brasileña; por esa razón, Gil viajó en calidad de observador del evento. Para comentar la obra ganadora del artista belga Jean-Michel Folon (1934-2005), se vale de un par de citas traducidas por Gil y que extrae de dos publicaciones internacionales: Le Nouvel Observateur y Graphis

 

En la exposición de grabado del Centro Coltejer (Medellín, 1973), Aníbal Gil mostró obra gráfica de gran formato basada en una simbología personal: los grabados aluden a una infancia marcada por la ausencia de su madre, La Violencia en Colombia, los campesinos y al hombre preso o solitario. 

 

En su primera etapa (antes del primer viaje a Europa) abordó el paisaje y la figura humana, temas que lo han acompañado a lo largo de su carrera profesional, representados tanto en pintura mural como en acuarela. En Medellín, entre 1952 y 1953, Gil tomó cursos en la Escuela de Artes Plásticas del Instituto de Bellas Artes de Medellín con el pintor Rafael Sáenz (1910-98), profesor de artistas tales como Fernando Botero (n. 1932), Rodrigo Callejas (n. 1937) y Augusto Rendón (n. 1933). Gil complementó la formación recibida en su ciudad natal con lecturas de libros que conoció durante su estancia en Italia, como el Universalismo constructivo del artista uruguayo Joaquín Torres García (1874?1949) y el Tratado del paisaje de André Lhote (1885-1962). Con estos autores comprendió el valor que adquieren los símbolos y “el espacio psicológico”, según menciona el historiador del arte colombiano Santiago Londoño Vélez (n. 1955) en su libro Aníbal Gil (2009). En 1954, emprendió viaje a Europa para aprender técnicas de pintura mural al fresco en Florencia (Italia). Su segundo período se caracteriza por la incursión en el grabado que Gil destaca por su creciente florecimiento y fuerza estética; sobre todo, por una marcada intención en el mensaje, por su versatilidad como medio de expresión artística; incluso por su forma rápida y económica de llegar a diversos públicos. En el artículo, Gil anuncia su próxima participación en la II Bienal Americana de Artes Gráficas de Cali (1973), evento en el cual participó con las obras ¿Quiere Ud. la paz? (1972) y Pequeño Homenaje (1973). 

 

Aníbal Gil es considerado pionero del grabado en Medellín por varias circunstancias: fundó el Taller de grabado en el Instituto de Artes Plásticas de la Universidad de Antioquia en 1964 con el apoyo del escultor colombiano Rodrigo Arenas Betancourt (1939-95), director en su momento del Instituto; creó la cátedra de dibujo en la Universidad Nacional —sede Medellín—, y en 1968 realizó la Primera exposición de estudiantes de grabado del instituto de Artes Plásticas de la Universidad de Antioquia en el Museo de Zea. En la ciudad de Medellín, la academia cumplió un papel importante en el desarrollo de las artes gráficas, experiencia muy distinta a la de Cali, ciudad donde se promovieron eventos de proyección internacional como las bienales americanas de artes gráficas; esto favoreció la fundación de talleres de artes gráficas constituidos por artistas (nacionales e internacionales) como el grupo Grabas, Taller Cuadrante y el Taller Corporación Prográfica de Cali. Gil fue maestro de maestros, y entre sus alumnos se destacan los artistas colombianos Saturnino Ramírez (1946-2002) y Fabián Rendón (1953-2000), además de pintores y grabadores que pertenecieron a la generación artística de la década de los setenta en la ciudad de Medellín.

Investigador
Adriana María Ríos Díaz
Equipo
Universidad de los Andes, Bogota, Colombia
Crédito
Reproduced with permission of Doris Liliana Henao Henao, El Colombiano, Medellín, Colombia