Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
Resumen

El crítico uruguayo Aristides Meneghetti exalta el trabajo del pintor colombiano Luis Fernando Robles por ser “el auténtico resultado de una experiencia propia y de una actitud vital”. Explica que su obra refleja tanto su “sintética personalidad” como su cercanía con disciplinas tales como la arquitectura y la música contemporánea. Afirma que su línea —ajustada a las necesidades del tema y la composición así como su condición romántica expresada en las gamas de color y las formas provenientes de la realidad— es característica y lo ubica en el meollo de la tendencia del “expresionismo-abstracto”. El autor escribe este artículo con motivo de la exposición de Robles en la Biblioteca Luis Ángel Arango (Bogotá), hacia finales de de julio de 1959. Sobre la muestra, que reunía parte de la producción del artista (de 1957 a 1959), Meneghetti asegura que éste conservó ciertas preocupaciones en torno al expresionismo abstracto y manifiestas desde años anteriores. No obstante, fue demostrando un mayor dominio técnico así como “enriquecimiento indudable en el valor de las imágenes poéticas”. Se dice que prevalecen en su obra las formas orgánicas, ovales y dentales. Así mismo, se divide el conjunto de obras expuestas en cuatro períodos: el musical (pinturas abstractas inspiradas en el sonido y la música contemporánea); el prehistórico (pinturas y collages de diversos materiales cuyas formas son basadas en el arte precolombino); el período de los metales —(serie de composiciones con láminas de metal); y el de las últimas obras —(pinturas que develan paisajes realizados vía juegos de ritmos y texturas).

Comentarios críticos

El artista Luis Fernando Robles (n. 1932) participó activamente en los certámenes y eventos relacionados con las artes plásticas llevados a cabo en Colombia hacia mediados del siglo XX; los cuales darían a conocer la consolidación del llamado arte moderno que entonces emergía. Su mayor aporte fue principalmente en el ámbito de la pintura abstracta que, en la década de cincuenta, comenzaba a divulgarse ampliamente a través de exposiciones y de una sistemática labor de críticos de arte e intelectuales.

 

En este documento, el crítico uruguayo Aristides Meneghetti localiza a Robles entre los artistas abstractos de la época, de mayor importancia en Colombia. Entre ellos se incluye a Eduardo Ramírez Villamizar (1923–2004), Guillermo Silva Santamaría (1921–2007) y Édgar Negret (1920–2012). Los argumentos del autor siguen la descripción formalista propia de la tendencia crítica de aquel entonces. Sin embargo, Meneghetti sostiene que la obra, aunque en apariencia abstracta, proviene de la traducción de la realidad que rodea al artista. Tal explicación es de importancia, en cuanto ubica la producción abstracta en relación con las experiencias del artista ante el mundo y no como propuesta que pretende el absoluto purismo. Así, enfrenta un modo común de comprensión de la abstracción, permitiéndonos pensar que dicha tendencia se define como apropiación de lenguajes consolidados por las vanguardias europeas y estadounidenses con objeto de describir el contexto propio.

Investigador
Nicolás Gómez
Equipo
Universidad de los Andes, Bogota, Colombia
Crédito
Courtesy of Banco de la República, Bogotá, Colombia