Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
Resumen

Este documento es la respuesta de Edgar Negret al comunicado de prensa del Ministerio de Obras Públicas donde se anuncian puntos relevantes de la polémica generada en torno al arte abstracto en Colombia con motivo del Monumento a Bolívar, escultura encargada al artista. Respecto a la noticia de la cancelación de la construcción del Monumento a Bolívar por falta de fondos, el diario El Tiempo presenta declaraciones de Negret donde manifiesta su desconcierto por el desenvolvimiento de la polémica suscitada en torno a la construcción de su obra en el Parque Simón Bolívar (ubicado en Bogotá). El escultor cuestiona, además, la posición del Ministerio de Obras Públicas y Transporte (entidad que comisionó la obra y luego negó su apoyo a la iniciativa oficial) por no responder públicamente sus cartas abiertas, enviadas a los diarios principales de Colombia. Negret declara que tal irresponsabilidad por parte del gobierno constituye un duro golpe para el arte del país. Ante esta situación, anuncia su decisión de no legar su casa-museo al Estado colombiano, adelantando los trámites pertinentes para la donación de un primer grupo de obras al Museo de Bellas Artes de Caracas.

Comentarios críticos

La importancia de este documento radica en presentar lo que desató, en la opinión pública de Colombia, una verdadera avalancha de críticas a lo largo del segundo semestre de 1980. Estas impulsaron al Ministerio a declarar, en primera instancia, la cancelación del proyecto de hacer un Monumento a Bolívar, previamente encargado a Edgar Negret (1) (1920?2012). A seguir, se expidió un segundo comunicado, declarando que “en ningún momento” se comisionó el proyecto de la obra a Negret, insinuando que lo hizo por cuenta propia. En el texto se afirma que, por estimarse excesivos los costos de realización del monumento, tampoco se llevó a cabo trámite legal alguno para su adquisición. Gracias a dicha posición oficial y al silencio que siguió al comunicado, se presentó a Negret —en sus propias palabras— “como un idiota que se puso a trabajar en una obra que nadie encargó”. Tras los insultos a su obra y a sí mismo, Negret tuvo que enfrentarse al exilio voluntario.

 

Esta es la cresta de la polémica generada en torno al Monumento a Bolívar —inicialmente o supuestamente— encargado a Negret por el Ministerio de Obras Públicas y Transporte de Colombia. Según comentarios de prensa, la escultura sería, hasta la fecha, el monumento más grande construido en América Latina (midiendo 30x80x80 metros). Se realizaría en la plazoleta de lo que hoy se conoce en Bogotá como Parque Simón Bolívar, siendo parte integral de la celebración del sesquicentenario de la muerte del Libertador.

 

Días antes de comenzar la construcción del Monumento  —que a juicio de Negret “va a ser la mejor obra de mi carrera escultórica, a la que me he dedicado totalmente”—, los miembros de la Academia Colombiana de Historia hacen pública, en rueda de prensa, su inconformidad por el diseño de Negret. Los historiadores afirmaron que “no se justifica una inversión tan cuantiosa en un trabajo que ningún mensaje cultural ni histórico le va a trasmitir al pueblo que necesita conocer a fondo los detalles de la gesta emancipadora”. 

Este documento debe leerse en conjunto con “Desagravio de artistas al maestro Edgar Negret” [doc. no. 1089597]; “No se ordenó monumento de Negret” [doc. no. 1089334]; “Será un Monumento Popular” [doc. no. 1098751]; “Críticas por monumento a Bolívar” [doc. no. 1098736]; y “Académicos vs. Artistas” [doc. no. 1089362].

Investigador
Julián Camilo Serna Lancheros
Equipo
Universidad de los Andes, Bogota, Colombia
Crédito
Courtesy of Casa Editorial El Tiempo, Bogotá, Colombia