Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
Resumen

El texto presenta el portafolio de grabado Cuba-Colombia, raíces comunes, segundo trabajo de la Corporación Prográfica (Cali, Colombia) —después de haber realizado El graficario de la lucha popular en Colombia (1977)— y el cual agrupa la obra de artistas contemporáneos de ambas naciones. El discurso institucional sintetiza que los nexos entre Cuba y Colombia (con un pasado común mestizo que comparten) se crean por la forma singular de apropiarse del mundo debido a las características culturales antillanas de Cuba y caribe-andina de Colombia. Según el escrito, esto asegura “la riqueza expresiva de enorme significado de nuestros artistas con gran capacidad creadora”. Se presenta en él, además, a aquellos autores que escriben en el portafolio Cuba-Colombia, raíces comunes. El prólogo es del poeta cubano Nicolás Guillén y la introducción estuvo a cargo del poeta colombiano y crítico de arte Luis Vidales. En el presente documento se incluye un glosario de técnicas gráficas, así como cortas reseñas de los seis artistas cubanos incluidos: Wifredo Lam, Luis Martínez Pedro, René Portocarrero, Mariano Rodríguez, Carmelo González y Raúl Martínez. Los seis representantes colombianos en el portafolio son: Pedro Nel Gómez, Alejandro Obregón, Enrique Grau, Juan Antonio Roda, Augusto Rendón y Pedro Alcántara Herrán, generador de la idea general del proyecto.

Comentarios críticos

El documento adquiere importancia pues presenta el portafolio Cuba-Colombia, raíces comunes con el cual se consolidó el trabajo de la Corporación Prográfica (1977–87) dirigida por el grabador y pintor Pedro Alcántara Herrán (nac. 1942) y la productora cinematográfica María Eudoxia Arango. Este portafolio en particular compiló textos de escritores y críticos de arte y obras de artistas de ambas naciones destacados por su trayectoria y en algunos casos por su compromiso político.

La Corporación Prográfica se dio a conocer por su primer portafolio, El graficario de la lucha popular en Colombia (1977), y mantuvo nexos culturales con países socialistas, como el caso de Cuba, a través del pintor Mariano Rodríguez (1912–1990) quien, en 1980, fue nombrado director de Casa de las Américas (institución cultural cubana de gran repercusión en Latinoamérica) a raíz de la muerte de su directora y fundadora Haydée Santamaría (1922–1980).

La ciudad de Cali lideró el auge de la gráfica en Colombia porque desde los años sesenta allí se promocionaron eventos de dibujo y grabado de carácter continental (véase “I Bienal Americana de Artes Gráficas” [doc. no. 1075853]) y por los talleres de grabado del Museo de Arte Moderno La Tertulia y la Corporación Prográfica. Además de promover convenios internacionales que permitieron la circulación de obras de artistas colombianos en países socialistas, como el caso de la exposición Intergrafik de Berlín (Oriental), la Corporación Prográfica también ofrecía precios favorables de impresión que competían en el mercado de la gráfica latinoamericana.

Investigador
Adriana María Ríos Díaz
Equipo
Universidad de los Andes, Bogota, Colombia
Crédito
Courtesy of Pedro Alcántara Herrán Martínez, Calí, Colombia