Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
  • Registro ICAA
    1093996
    AUTOR
    Rendón, Ricardo, 1894-1931
    TÍTULO
    A Luis Tejada, elegía humorística
    IN
    El Espectador : Suplemento literario ilustrado (Bogotá, Colombia). -- Oct. 7, 1926
    DESCRIPCIÓN
    p. [1] : ill.
    IDIOMAS
    Español
    TIPO Y GÉNERO
    Artículo de prensa – Poesía
    CITA BIBLIOGRAFICA
    Rendón, Ricardo. “A Luis Tejada, elegía humorística.” El Espectador: Suplemento literario ilustrado (Bogotá, Colombia), October 7, 1926, 1.
     
    DESCRIPTORES NOMBRES
    Tejada, Luis, 1898-1924; Vidales Jaramillo, Luis, 1900-1990
Resumen

En 1926, Ricardo Rendón realizó una serie de caricaturas para la sección “El jardín de los poetas” del Suplemento literario ilustrado del diario El Espectador de Bogotá. En ellas aparecían varios importantes poetas del país bajo la forma de distintos animales: el 16 de septiembre, apareció Guillermo Valencia como un pelícano; el 23 del mismo mes, León De Greiff, dibujado como un león, siendo la portada del suplemento. En este número, el poeta y crítico Luis Vidales Jaramillo aparece en forma de un sapo. El dibujo, de líneas nítidas y decididas, muestra al animal con corbata, cuello de camisa, sombrero y una larga pipa: todos rasgos del atuendo característico de Vidales, quien en la época compartía con Rendón la vida intelectual de la capital en tertulias literarias de los cafés. Debajo de la caricatura se reproduce el poema “A Luis Tejada. Elegía humorística”, una de las más conocidas creaciones de Vidales y pieza vertebral de Suenan Timbres, obra que a la sazón estaba recién publicada.

Comentarios críticos

Esta caricatura da cuenta de la animada vida intelectual de Bogotá en los años veinte; poetas, caricaturistas, críticos, literatos y artistas confluían en varias tertulias donde se discutían las innovaciones estéticas de la época así como se planeaba el papel de las artes y las letras en el futuro inmediato del país. Ricardo Rendón fue una de las más importantes figuras en la asunción de nuevas formas de expresión; sus caricaturas se convirtieron en un testimonio de primera mano para analizar la irrupción de la modernidad en el arte colombiano. Para la fecha en la que se elaboró este dibujo, tanto Vidales como Rendón pertenecían al grupo Los Nuevos; colectividad ecléctica que propugnaba por la aceptación de las ideas de vanguardia en las letras y en las artes. Con el paso del tiempo, Vidales se convertiría en uno de los más autorizados críticos de arte y apoyaría en sus escritos la obra de varios artistas que forjaron la modernidad en Colombia: Edgar Negret (n. 1920), Alejandro Obregón (1920-1992) o Fernando Botero (n. 1932). 

 

Se cuenta que esta caricatura provocó una airada reacción de Vidales y una burla general de los intelectuales de la época; los cuales celebraron la ocurrencia de Rendón al comparar al poeta con un sapo debido a su complexión ligera y a su baja estatura. Cuando el dibujante entró a un café y vio a Vidales sentado, se justificó diciendo en rima: “Poeta, no se me ponga a tiro de escopeta”. El otro, cogiendo su bastón, lo engarzó por el cuello y lo atrajo hacia sí diciendo: “Rendón, no se me ponga a tiro de bastón”. Luego le recordó lo que sería su defensa hasta el día de su muerte: Walt Whitman (1819–1992), uno de los poetas más admirados por el grupo, había proclamado que el sapo era la criatura más perfecta de Dios.

Investigador
Camilo Sarmiento Jaramillo
Equipo
Universidad de los Andes, Bogota, Colombia
Crédito
Courtesy of Comunicacan S.A - El Espectador, Bogotá, Colombia