Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
  • Registro ICAA
    1093899
    TÍTULO
    Un maestro de la pintura : Garay / Gustavo Santos
    IN
    El Gráfico (Bogotá, Colombia). -- Ago. 12, 1922
    DESCRIPCIÓN
    p. 148- 149 : ill.
    IDIOMAS
    Español
    TIPO Y GÉNERO
    Artículo de revista – Ensayos
    CITA BIBLIOGRAFICA
    Santos, Gustavo. “Un maestro de la pintura: Garay.” El Gráfico (Bogotá, Colombia), (August 12, 1922): 148–149.
    DESCRIPTORES NOMBRES
Resumen

Varios años después de la muerte del pintor colombiano, Epifanio Garay, se realizó en la Academia de la Lengua una exposición que reunía 40 de sus retratos. En torno a ella,  el crítico Gustavo Santos Montejo destaca la diversidad de resultados que se exponen, desde los casos excelentes hasta aquellos francamente malos. Esto últimos lo son por el carácter complaciente de la pintura, tratando de construir la imagen de acuerdo a los deseos familiares más que a la figura que se debía representar, convirtiéndose en un retrato meramente comercial. Como contrapartida, Santos Montejo destaca otros retratos tanto por la calidad de la pintura como por la intención psicológica de captar al personaje, siendo  especialmente elogioso con los retratos femeninos. Cuestiona el crítico, sin embargo, los errores de dibujo de algunos trabajos debido a la falta de claridad en el acabado de las formas. Lamenta que, frente a la calidad de la obra de Garay y su condición de maestro, no haya formado discípulos.

Comentarios críticos

El autor de la nota, Gustavo Santos Montejo (1892-1967), fue diplomático, periodista y uno de los críticos colombianos de arte que mantuvo mayor continuidad en esta actividad. Creó la Revista Cultura y colaboró de manera constante en múltiples publicaciones.  

 

La crónica que nos ocupa da cuenta de una exposición de retratos del pintor, Epifanio Garay (Bogotá, 1849-1903), quien había fallecido dos décadas antes del escrito. El aspecto central que se valora, en la obra de uno de los más destacados académicos finiseculares, es su capacidad para realizar retratos sin preocuparse por hacer simples copias; sino, por el contrario, por ser capaz de ir más allá de lo evidente ya que su obra  no busca cumplir con criterios de corrección técnica. Santos Montejo compartía, en esa dirección, la posición de otros críticos contemporáneos que asumían la postura  de identificar lo genuino de la obra artística con la capacidad de mostrar un aspecto desconocido, a ser descubierto, de la realidad representada. En esa dirección es que va la defensa del retrato psicológico que busca revelar aspectos no evidentes del personaje.

 

No deja de sorprender, sin embargo, su preocupación por el “desdibujo” que localiza en algunas de las obras; pese a que considera que esa falencia se supera por la forma como, de repente, surge una mano o cualquier otra parte del cuerpo. Resulta contradictoria la postura de la defensa de la libertad creativa y las supuestas traiciones al buen dibujo, cuando Santos Montejo se ha identificado con los parámetros tradicionales.

 

Otro aspecto de interés crítico que se introduce en el texto es del comercio complaciente del arte que debían practicar aún pintores del talento de Garay; quienes, necesitados de satisfacer a sus clientes, no se negaban a trabajar a partir de borrosas fotografías. Pintar a partir de ese recurso, era una práctica frecuente en el ámbito artístico colombiano del período; sobre todo en el arte finisecular.

Investigador
Ivonne Pini
Equipo
Universidad de los Andes, Bogota, Colombia
Crédito
Courtesy of Gaby Santos de Recaman and Isabel Santos de Sagamínaga, Bogotá, Colombia