Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
Resumen

Este ensayo escrito por el abogado y filósofo colombiano Francisco Posada se divide en nueve partes: (i) una introducción sin título, (ii) “El feudalismo colonial”, (iii) “Realismo y conflicto social”, (iv) “La pintura”, (v) “Situación actual”, (vi) “La literatura actual”, (vii) “Los nadaístas”, (viii) “Otras artes” y (ix) “Arte y revolución”. En su texto, Posada critica la actitud de algunos intelectuales colombianos que condicionan al arte colombiano como derivativo o copia de lo extranjero. Está en desacuerdo con los intelectuales que dejaron de lado el análisis científico de la cultura nacional, para enfrascar su crítica si comparada con la cultura europea. Aunque Posada trata enfáticamente la situación de la literatura, nunca deja de lado a las artes plásticas: critica fuertemente a los paisajistas decimonónicos, al mismo tiempo que descalifica a los retratistas de comienzos del siglo XX. Rescata la obra de Andrés de Santa María, quien habría disentido del “falso realismo” decimonónico; por otra parte, disminuye el muralismo colombiano al compararlo con el muralismo mexicano. Posada aprueba la “intención realista” de artistas como Luis Ángel Rengifo (1906?1986) o Carlos Correa (1912–1985), frente al “falso realismo” de los paisajistas o retratistas finiseculares y decimonónicos.

Comentarios críticos

Durante la década de los sesenta se dieron cambios significativos en el arte colombiano: entre ellos, la consolidación definitiva de Fernando Botero (nac. 1932), Alejandro Obregón (1920?1992) y el panameño Enrique Grau (1920–2004) asociados, en su momento, a la figuración expresionista; la consolidación del expresionismo abstracto, la aparición de los primeros artistas asociados a la abstracción geométrica, de los primeros artistas militantes políticos y de los artistas que posteriormente serían asociados a los orígenes del conceptualismo en Colombia.

 

En este contexto, aparece el ensayo “Ideas sobre la cultura nacional y el arte realista” (enero?febrero de 1965) de Francisco Posada; es un momento de emergencia hacia nuevas corrientes artísticas y de intenso debate sobre “lo nacional” en el arte colombiano. Para la fecha, nacionalistas e indigenistas habían sido sepultados por la crítica implacable de Marta Traba. Posada, además de disentir en algunos puntos de la voz crítica de Traba (en el aparte “Arte y Revolución”, ataca la tesis donde ella afirma que “a un cambio de estructuras sociales corresponden necesariamente formas artísticas reaccionarias”); de la misma forma, contrario a la tradición que afincaba la identidad nacional en la tradición tanto indigenista como nacionalista (la antítesis trabista por excelencia), Posada habla del realismo como salida “en relación directa con el humanismo”, el cual, contrario al Realismo Clásico, tendría como producto “el que aprehende fiel y lúcidamente su hora y su momento en términos universales, es el resultado de lo mejor de las tradiciones y de lo nuevo”.    

 

Francisco Posada (1) (1934?1970) estudió Jurisprudencia en la Universidad del Rosario y Filosofía en la Universidad Nacional de Colombia, ambas en Bogotá. Fue traductor de varios ensayos de cuño filosófico de Jean-Paul Sartre (1905–1980) y de Maurice Merleau-Ponty (1908–1961). Escribió varios libros, entre otros, Colombia: violencia y subdesarrollo (Bogotá: Ediciones Tercer Mundo, 1969).

Investigador
Taller de Historia Crítica (U.N.): Halim Badui
Equipo
Universidad de los Andes, Bogota, Colombia
Crédito
Reproduced with permission of Dina Moscovici, Rio de Janeiro, Brazil