Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
  • Registro ICAA
    1074736
    TÍTULO
    América y nosotros / por Darío Achury Valenzuela (bachué)
    IN
    El Tiempo (Bogotá, Colombia). -- Jun. 15, 1930
    DESCRIPCIÓN
    p. 2 : ill.
    IDIOMAS
    Español
    TIPO Y GÉNERO
    Artículo de prensa – Ensayos
    CITA BIBLIOGRAFICA
    Achury Valenzuela, Darío. "América y nosotros." El Tiempo (Bogotá), June 15, 1930, 2.
    DESCRIPTORES GEOGRÁFICOS
Resumen

En este artículo, el comentarista Darío Achury Valenzuela reflexiona sobre las relaciones de tanto América con Europa como de Colombia con el resto del continente a principios de la década de los treinta. El autor parte de la frase hegeliana que afirma que “todo cuanto sucede en América tiene su origen en Europa”. Con ello asegura que, en ese momento particular, el juicio del filósofo alemán es verdadero, pues se ha abandonado la misión histórica americana. A juicio de Achury, los países americanos han evadido el problema de la raza quedándose como simples espectadores embelesados por Europa. Sin embargo, otros han visto a América como tierra del porvenir, entre ellos el mismo Hegel y pensadores como el estadounidense Waldo Frank. Esta posición incluso ha sido llevada al fanatismo, como se puede notar en la posición señalada por el uruguayo José Enrique Rodó en relación con los Estados Unidos de América. Achury opina que el recién creado grupo Bachué, en Colombia, está llamado a revertir esta situación en dos vías distintas. Por un lado, con la creación de una conciencia propia para Colombia; y, por el otro, con la comunión entre la América del Norte y Latinoamérica y, por ende, con la búsqueda de lo universal. El autor enfatiza el peligro que puede acarrear la defensa de un nacionalismo pernicioso fundado en el egoísmo y en el rechazo a lo extranjero. Por el contrario, los bachués buscan un nacionalismo sano que permita comunicarse con otras realidades y que esté basado en el conocimiento de “lo propio” y en el intercambio con “lo foráneo”. Por último, Achury destaca que lo suyo no es un llamado al indigenismo, sino a la autoconciencia de Colombia y de los demás pueblos americanos.

Comentarios críticos

Este artículo es parte de la “Monografìa del Bachué”, número especial de las Lecturas Dominicales de El Tiempo publicado en Bogotá el 15 de junio de 1930. En la historia del arte colombiano, al hablar de los bachués se está haciendo referencia al arte de principios de la década de los treinta, a pesar de que no haya un grupo definido ni un programa estético concreto en el campo de la plástica que lo delimite. En realidad, el nombre proviene de una escultura de la diosa chibcha Bachué que el artista colombiano Rómulo Rozo (1899–1964) realizó en (1) París en 1925. Esto desató incuestionablemente tendencias nacionalistas y el interés por lo indígena en el arte del país, llevando a que hubiera numerosas manifestaciones nacionalistas conocidas bajo el nombre de Bachué. En artes plásticas, los pintores Bachué más reconocidos son el muralista Pedro Nel Gómez (1899–1984) y los pintores Ignacio Gómez Jaramillo (1910–70) y Luis Alberto Acuña Tapias (1904–84), aunque ellos mismos nunca se asignaron esta denominación. 

 

Caso diferente es el que nos ocupa. En 1930, algunos jóvenes escritores y una artista —Hena Rodríguez Parra (1915–97)—, todos de la capital colombiana, se agruparon bajo la denominación Bachué, publicando esta monografía en el diario más importante del país. Cabe resaltar que esta congregación tuvo un carácter más literario que plástico. Entre ellos se encontraba el escritor colombiano Darío Achury Valenzuela (1906?99), quien firmó este artículo, el primero de la monografía. En él, Achury rescata el tema del nacionalismo, definiendo así los lineamientos generales que seguirá el Bachué en relación con él. En este sentido, este texto enriquece las perspectivas de estudio sobre el arte de esta época en Colombia, pues permite suponer que los bachués no defendieron un nacionalismo a ultranza, sino una versión moderada que propendía tanto por el intercambio con lo extranjero como por la unión americana, antes que por el aislamiento y por el recurso al indigenismo como una garantía de defensa de “lo propio”. El texto, entonces, es una referencia clave en el estudio del debate sobre “lo nacional”, que en América fue recurrente desde las primeras décadas del siglo XX y en Colombia se hizo medular desde los años treinta gracias al surgimiento de inquietudes como las que encarnaron los llamados bachués.

Investigador
Camilo Sarmiento Jaramillo
Equipo
Universidad de los Andes, Bogota, Colombia
Crédito
Courtesy of Casa Editorial El Tiempo, Bogotá, Colombia.