Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
  • Registro ICAA
    1065252
    TÍTULO
    The Poetics and Politics of Hispanic Art: A New Perspective / Jane Livingstone and John Beardsley
    IN
    Exhibiting Cultures: the Poetics and Politics of Museum Display. -- Washington and London: Smithsonian Institution Press, 1987.
    DESCRIPCIÓN
    p. 104-120
    IDIOMAS
    inglés
    TIPO Y GÉNERO
    Artículo de libro/folleto – Ensayos
    CITA BIBLIOGRAFICA
    Livingstone, Jane and John Beardsley. "The Poetics and Politics of Hispanic Art: A New Perspective." In Exhibiting Cultures: the Poetics and Politics of Museum Display, edited by Ivan Karp and Steven Lavine, 104-120. Washington and London: Smithsonian Institution Press, 1987.
    DESCRIPTORES GEOGRÁFICOS
    OTROS AUTORES
Categorías Editoriales [?]
Resumen

Jane Livingston y John Beardsley reflexionan sobre el proceso de organizar la exhibición Hispanic Art in the United States: Thirty Contemporary Painters and Sculptors [Arte Hispano de los Estados Unidos: Treinta Pintores y Escultores Contemporáneos] y contestan a las críticas generadas en respuesta a ella. Comienzan reconociendo las limitaciones de una dada exposición en cuanto a lo que se puede exponer, admitiendo que es imposible alcanzar la completa objetividad curatorial. Al describir su proceso de investigación declaran que, a la hora de determinar las obras a incluirse en la muestra, trataron de mantener a raya las nociones preconcebidas sobre estilos. Explican sus razones por las que se centran en trabajos contemporáneos, en la pintura y la escultura, amén de presentar a un limitado número de artistas. Reconocen la importancia de la política en el arte hispano, pero defienden su decisión de centrarse tanto en “lo subjetivo” como en “lo privado”. Livingston y Beardsley confiesan que trataron de hallar algún tipo de “coherencia” visual, como en los temas recurrentes de imágenes de la Virgen, y sostienen que su finalidad era la de ofrecer al público una guía para la muestra. En defensa de criterios y resultado de la exposición, indican que la calidad y contemporaneidad del arte expuesto fue generalmente aceptado. Afirman que las quejas de la comunidad hispana son, fundamentalmente, las de siempre, sobre todo centradas en la ausencia de contenido político, su uso del término “hispano” y la predominancia de obras que presentan ideas “primitivistas” sobre la etnicidad hispana. En su descargo, señalan la presencia en la muestra de contenidos políticos de carácter más sutil. Admiten que fue un error presentar en yuxtaposición las obras del artista autodidacta mexicano Martín Ramírez con las de Jesús Bautista Moroles, artista con sede en Corpus Christi y exponente de una educación formal. No obstante todo ello, finalizan recordando a los lectores sobre el “dramático aumento de la conciencia pública” en torno a la calidad de arte hispano que logró la exposición.

Comentarios críticos

John Beardsley y Jane Livingston escribieron este ensayo en respuesta a las críticas generadas por la exhibición que organizaron para el Museo de Bellas Artes de Houston en 1978, bajo el nombre de Hispanic Art in the United States: Thirty Contemporary Painters and Sculptors. Esta exposición fue de las primeras iniciativas llevadas a cabo por uno de los principales museos de los Estados Unidos para exhibir las obras de artistas latinos y latinoamericanos a gran escala. Los autores agradecen el apoyo de la Rockefeller Foundation, uno de los primeros patrocinadores de proyectos de arte latino y latinoamericano de fines de los ochenta a inicios de los noventa, además del respaldo de muchas organizaciones comunitarias de diversas partes de los Estados Unidos dedicadas en esa época al arte latino. Según Beardsley y Livingston reconocen en este texto, la muestra generó un acalorado debate entre los intelectuales y artistas de la comunidad artística latina. Tomás Ybarro-Frausto y Shifra M. Goldman criticaron a Beardsley y Livingston por descontextualizar las obras hasta tal punto que el fuerte contenido sociopolítico característico de muchos artistas latinos no estaba ni presente en la muestra. En su defensa, resulta evidente que lo que motivó la selección de obras de Beardsley y Livingston fue que, para ellos, su principal meta era hacer que el arte “hispano” fuese accesible y valorada a los ojos del espectador en general (esto es, el público anglosajón). Para ellos, esto significaba poner de relieve la pintura y la escultura (técnicas conocidas y valoradas por el medio artístico) junto con los aspectos estéticos de las obras (es decir, lo personal, lo ético y lo abstracto). Al buscar este tipo de cualidades, Beardsley y Livingston creían, verazmente, en la imparcialidad o la universalidad de una idea tal como la del juicio estético.  

Investigador
María C. Gaztambide; Harper Montgomery, collaborator
Equipo
International Center for the Arts of the Americas, MFAH, Houston, EEUU
Crédito
Courtesy of Jane Livingston, Flint Hill, VA.
Copied with the permission of the Smithsonian Books. Copyright 1987