Documents of 20th-century Latin American and Latino Art

www.mfah.org Home

IcaadocsArchive

Document first page thumbnail
Resumen

El crítico Juan Calzadilla escribe este prólogo para la exposición Borges. Las Jugadoras, que fue presentada en la Galería del Techo [de la Ballena]. Calzadilla inscribe la obra de Jacobo Borges dentro de una nueva pintura, la cual —sin prescindir de una carga ideológica comprometida y realista— mantiene sus valores plásticos; a su juicio, un fenómeno que no ocurría en el pasado.  Según Calzadilla, su obra pictórica se asemeja a la de Carlos Contramaestre, sobre todo en la representación de lo cotidiano tan cargado de historicidad y significación. A diferencia de Contramaestre —cuya conciencia de la efímera realidad transforma su obra en acto marginal—, Borges utiliza su pintura pesimista y de “conciencia colectiva” para enfrentarse tanto a la realidad como a sí mismo.

Comentarios críticos

Con este breve ensayo, el crítico y dibujante venezolano Juan Calzadilla (n. 1931) introduce la exposición Borges. Las Jugadoras, mostrada en julio de 1965 en los espacios expositivos de El Techo de la Ballena. Los conceptos que resalta sobre la pintura de Jacobo Borges (n. 1931) se refieren a la revelación de un novedoso tratamiento de la realidad; en su caso, distanciado de la representación atribuida al realismo social y donde los valores pictóricos se van imponiendo en la composición, aun cuando esta mantenga su enérgica propuesta ideológica, intensificada y fuertemente expresiva debido a su axiología plástica. El fenómeno implica la Nueva Figuración de la cual Borges será gran representante, junto a Luis Guevara Moreno y Régulo Pérez. Cuando Calzadilla describe Las Jugadoras, lo hace narrativamente, valorando así el fuerte expresionismo del gesto y del color, ambos recursos característicos de la pintura de Borges en esta época. La presencia de su obra en el ámbito de El Techo de la Ballena cumplía otra función, la de una crítica en contra del realismo social al que despreciaban por su carga sentimental, carente, a su juicio, de verdadero valor artístico; y contra la abstracción-geométrica que, según su criterio, era una fórmula más. Para algunos críticos, la Nueva Figuración fue el camino intermediario entre  ambas tendencias cuya agresividad operó durante la década de los cincuenta.

 

El Techo de la Ballena fue una agrupación de artistas plásticos y escritores de la vanguardia venezolana, que entre los años 1961 y 1968 combinaron diferentes disciplinas: plástica, poesía, fotografía, cine y arte de acción, entre otras, para crear un arte de carácter revolucionario que cuestionaba y combatía valores sociales y culturales tradicionales en una de las décadas de mayor violencia política de Venezuela, de la cual fueron el equivalente artístico. La guerrilla, los postulados de la izquierda intelectual, la represión, la urbe deformada por el acelerado y forzado modelo desarrollista de la naciente democracia venezolana de Rómulo Betancourt (1959?64) fueron el marco de referencia en el que se desenvolvió la agrupación. En la plástica, asumieron la estética del informalismo a la que le añadieron una fuerte dosis de agresividad para contrariar así los valores de la geometría abstracta, del paisajismo tradicional y hasta del realismo social, sumado a una estrategia subversiva y provocadora, irracional y surrealista. Su producción editorial fue numerosa —incluidos los tres números de la revista Rayado sobre el Techo— al igual que sus exhibiciones. Sus integrantes fueron, entre otros, los venezolanos Carlos Contramaestre, Juan Calzadilla, Caupolicán Ovalles, Edmundo Aray, Francisco Pérez Perdomo, Salvador Garmendia, Adriano González León, Fernando Irazábal, Daniel González, Gabriel Morera, Gonzalo Castellanos, Perán Erminy, y los extranjeros integrados al país como el chileno Dámaso Ogaz y los españoles J. M. Cruxent, Ángel Luque y Antonio Moya.

 

[Véase al respecto de la obra de Borges, en el archivo digital ICAA, el texto de Donald Kuspit “Jacobo Borges’s creation of potential space / Jacobo Borges e la creazione dello spazio potenziale” (doc. no. 1060608); del crítico Perán Erminy “Una exposición de obras de Jacobo Borges” (doc. no. 1060424); la reseña periodística de Elizabeth Pérez Luna “Jacobo Borges. La pasión de la identidad” (doc. no. 1063714); el texto del crítico Inocente Palacios “Jacobo Borges” (doc. no. 1060361); el ensayo de la historiadora Berta Taracena “Jacobo Borges en México” (doc. no. 1063795); el texto del crítico Roberto Guevara (sin título) “[Un día el poeta sentó la belleza en sus rodillas…]” (doc. no. 1060477); la entrevista de Lenelina Delgado titulada “Somos una ficción” (doc. no. 1063831); la de Armando J. Florez “El artista debe superar las limitaciones de las ideologías. Jacobo Borges en Nueva York” (doc. no. 1065435); y la de José Luis Colin “Entre la acción colectiva y la búsqueda individual: Jacobo Borges” (doc. no. 1063769). Además, véase de María Elena Ramos “Jacobo Borges en la ciudad ritual” (doc. no. 1060525); y del propio Calzadilla “Presentación” (doc. no. 1060392)].

Investigador
Josefina Manrique
Equipo
Fundación Mercantil, Caracas, Venezuela
Crédito
Reproduced with permission of Juan Calzadilla, Caracas, Venezuela
Localización
CINAP. Centro de Informacion Nacional de Artes Plásticas. Galería de Arte Nacional, Plaza Los Museos, Los Caobos, Caracas.